Público
Público

Absuelto de terrorismo el primer reo de Guantánamo juzgado por lo civil

El tanzano Ahmed Khalfan Ghailani estaba acusado de participar en los atentados de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tanzano Ahmed Khalfan Ghailani, primer preso de Guantánamo transferido a EEUU para ser juzgado bajo la acusación de participar en los atentados de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, fue absuelto este miércoles en Nueva York de casi la totalidad de los cargos que se le imputaban.

Ghailani, sobre el que pesaban 286 acusaciones, fue absuelto durante una vista en el Tribunal federal del Distrito Sur de Nueva York de todos esos cargos menos de uno, el que está relacionado con la conspiración para destruir edificios y propiedades gubernamentales.

Con esta decisión del jurado tras cincos días de deliberaciones, el acusado, de 36 años, no fue finalmente declarado culpable de otros muchos relacionados con asesinato y conspiración para matar a estadounidenses y para usar armas de destrucción masiva.

Pese al acuerdo alcanzado entre los seis hombres y las seis mujeres que integraban el jurado, Ghailani podría ser condenado aún a una pena entre veinte años de prisión y cadena perpetua.

La organización terrorista Al Qaeda reclamó la autoría de la colocación de explosivos ante las representaciones diplomáticas estadounidenses en Kenia y Tanzania el 7 de agosto de 1998, actos en los que murieron 224 personas, incluidos doce estadounidenses, y hubo más de 4.000 heridos.

La organización terrorista Al Qaeda reclamó la autoría de la colocación de explosivos

Al inicio del proceso en octubre, el fiscal federal Nicholas Lewin dijo al jurado que Ghailani colocó el camión con explosivos 'porque se había comprometido con Al Qaeda a un objetivo: matar a estadounidenses'.

Durante el juicio, que se prolongó durante cuatro semanas, la acusación particular y la Fiscalía pretendieron probar que Ghailani perteneció a ese grupo terrorista, además de que ayudó a comprar el camión que se utilizó para atentar en la embajada de Tanzania así como los materiales explosivos empleados en los ataques.

El acusado fue detenido en Pakistán y recluido en julio de 2004 en un centro secreto de la Central de Inteligencia Americana (CIA), donde pasó dos años.

Después fue trasladado a Guantánamo, donde permaneció encarcelado otros tres años más y en 2009 fue llevado a Nueva York.

Para el Pentágono, Ghailani es uno de los más valiosos presos de Guantánamo

El detenido está acusado de conspiración, asesinato, atentado contra embajadas de Estados Unidos e intento de utilizar armas de destrucción masiva contra estadounidenses, además de otros delitos que, en conjunto, podrían hacer que fuera condenado a cadena perpetua.

Para el Pentágono, Ghailani es uno de los más valiosos presos de Guantánamo y cuatro de sus presuntos cómplices ya cumplen cadena perpetua en la prisión de máxima seguridad de Florence (Colorado).

La defensa de Ghailani ha insistido desde el inicio del proceso en su inocencia, pues considera que sólo había ayudado a algunos amigos que él creía que eran empresarios y no personas involucradas con una red terrorista, además de señalar que nunca fue a ningún campamento para adiestrarse como terrorista ni que pertenece a Al Qaeda.