Público
Público

Activistas españoles, heridos leves en una carga policial en el Sáhara

La policía cargó durante toda la noche, mientras los activistas se refugiaban en una casa del barrio de Casa Piedra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El recibimiento de once activistas saharauis que regresaban de Tinduf a El Aaiún se convirtió la pasada noche en una batalla campal. Según informa GuinGuinBali,  periódico especializado en África , la policía marroquí cargó contra unos 300 saharauis que se habían reunido para recibirlos. Laura Gallego, periodista del citado medio, se encontraba en la vivienda donde se esperaba a los saharauis, cercada por la policía. Los heridos, con brechas en la cabeza y golpes en todo el cuerpo, suman más de treinta.

Entre las personas golpeadas se encuentran dos ciudadanos españoles que han solicitado protección consular y desde Rabat se les ha comunicado que enviarían al depositario de los bienes españoles en el Sahara Occidental para que se hiciera cargo de la situación, esta misma noche.

En los últimos meses, numerosos activistas de Derechos Humanos han visitado los campamentos de Tinduf y es frecuente que a su regreso se organice algún tipo de recepción por parte de los saharauis. Sin embargo, fuentes saharauis aseguran que el grado de violencia que exhibió la Policía marroquí, que cargó sin previo aviso y a pedradas incluso contra ciudadanos españoles que estaban presentes, ha sido calificado de 'inaudito' por fuentes jurídicas expertas en el problema del Sahara.

'La policía nos tiraba piedras y allí había ancianos, mujeres, bebés...' asegura Hamed Hmad, uno de los activistas saharauis presentes en el momento de la carga policial en el barrio de Casa Piedra, en El Aaiún. 

Los agentes intentaron impedir en todo momento que los saharauis recibieran a los activistas, pero cuando cientos de personas se habían congregado en el lugar, decidió cargar sin previo aviso, tal y como ha relatado Laura Gallego, la periodista de GuinGuinBali que se encontraba allí en ese instante junto a los otros cuatro españoles.

Durante toda la noche, todas las personas que intentaban salir de la casa eran golpeadas con dureza, lo que provocó que una treintena de personas sufriera heridas de diversa consideración. Entre los heridos se encuentra un activista saharaui conocido como Manolo, procedente de Villa Cisneros, a quien la policía alcanzó con una piedra en la boca, según Hmad. La brutalidad de la carga y las pedradas fue tal que los saharauis se vieron obligados a bloquear las ventanas con mesas para impedir que cayeran dentro de la casa.

Además, los agentes han detenido al menos a cinco personas, tres de los cuales formaban parte del grupo de once activistas que regresaron de Tinduf.

Los españoles que se encontraban en esta casa de El Aaiún son tres miembros de las asociaciones de apoyo al pueblo saharaui y la periodista Laura Gallego. Todos ellos han recibido ya protección por parte del depositario de los Bienes del Estado en El Aaiún, un funcionario español que desde anoche está con ellos después de que telefonearan al Consulado en Rabat para pedir protección.

De hecho, los españoles que seguían anoche en la casa sitiada por la Policía fueron rescatados por este funcionario, que se acercó hasta allí con el vehículo oficial de la Casa de España, lo que permitió su salida. Todos ellos se encuentran bien.

Asimismo, el quinto español que tuvo que sufrir esta brutal acción policial es un joven extremeño que lleva ya varias semanas en El Aaiún y que, según fuentes saharauis, recibió al menos un golpe por parte de la Policía y aún sigue en la casa del barrio de Casa Piedra, donde se vivieron los incidentes más fuertes.