Público
Público

Los actos vandálicos se multiplican en Londres

Los disturbios afectan también a Liverpool, Nottingham, Birmingham y Bristol.Hay 450 detenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, David Cameron, anunció esta mañana el despliegue de 16.000 agentes para para atajar la ola de violencia que se vive en algunos barrios de Londres desde el pasado sábado y que ayer se extendió hasta otras ciudades como Liverpool, Bristol y Birmingham. La Policía ha detenido ya a 450 personas en la capital, mientras que la ministra de Interior, Theresa May, defiende la actuación de los agentes y llama a los ciudadanos a denunciar a sus vecinos si han participado en los saqueos.

El principal foco de los actos vandálicos durante la pasada noche se centró en Hackney, barrio del este de Londres, donde desde primera hora de la tarde de ayer grupos de jóvenes se lanzaron a la calle qumando contenedores y coches y asaltando las tiendas que encontraban a su paso en Mare Street, una de las principales arterias de la zona. Según explican los medios británicos, durante la noche la mayor parte de los disturbios se centraron en Pembury Estate, una zona de casas de protección oficial.


En Peckham, barrio un poco más al sureste y una de las zonas más empobrecidas de Londres, varios comercios fueron incendiados y asaltados, al igual que un autobús urbano, mientras que la Policía era incapar de controlar a un grupo de unas 100 personas quedestrozaban todo lo que se les ponía por delante.

En Croydon, también al sur,  pero mucho más alejado de las otras zonas de enfrentamientos, más de una decena de edificios fueron incendiados. Entre ellos, la tienda de muebles Reeves, con más de cien años de antigüedad. Su dueño, Trevor Reeves, pidió esta mañana ayuda a la comunidad para reconstruir el amacén en los micrófonos de BBC Radio 5: 'Si quieren comprar muebles, que echen un ojo en Reeves primero. Hemos pasado dos guerras mundiales y aún estamos aquí. Debe ser algo genético. Vamos a luchar por reconstruir esto'.

Clapham Junction, otro de los puntos calientes de la capital grupos de adolescentes iban de tienda en tienda rompiendo los escaparates y llevándose todo lo que podían. Las mismas escenas se vivieron en Camden, Bethnal Green, Stratford y hasta Notting Hill, zona privilegiada del oeste.


London Riot, Clapham Junction 08.08.2011

La violencia se contagió ayer también a Birmingham, Nottingham, Liverpool y Bristol. Aquí, unas 150 personas se enfretaron con la Policía mientras se desplazaban hasta la zona comercial del centro. En Birmingham, donde se extendieron los disturbios desde el primer día, se repitieron los asaltos a los comercios y una comisaría fue incendiada.

Según la Policía Metropolitana de Londres, la pasada madrugada había 5.700 agentes desplegados. A ellos se les sumará una partida de 1.700 más según confirmo Scotland Yard. La ministra de Interior, Theresa May, que hasta ahora se ha limitado a mandar mensajes de condena a través de los medios, llamó esta mañana a los vecinos a denunciar a las personas que estén participando en los actos vandálicos.

May negó que por el momento se vaya a pedir ayuda al Ejército, tal y como solicitaban algunas autoridades locales ayer por la poca efectividad de los policías. 'No hay ningún tipo de excusa para estos niveles de criminalidad. Esta gente necesita ver que sus actos tiene consecuencias. Necesitamos una acción policial fuerte, pero también necesitamos asegurarnos de que se hace justicia en los tribunaes y esto va a empezar hoy.

Según los datos de Scotland Yard, 334 personas han sido detenidas desde el sábado, 65 de ellas han sido denunciadas, mientras que tres se fueron a casa con un aviso. Un síntoma de que la Policía no estaba preparada para este tipo de actos es que las comisarías y calabozos están ahsta arriba por lo que muchos de los arrestados han tenido que ser enviados a otras localidades.

Cameron, que volvió de sus vacaciones en Toscana actualizó luego las cifras en una rueda de prensa tras la reunión del gabinete de crisis Cobra, y anunció el despliegue de 16.000 agentes desde esta misma noche.

Por otra parte, el partido amistoso de fútbol entre Inglaterra y Holanda que debía jugarse hoy en el estadio de Wembley ha sido suspendido.