Público
Público

La acusación contra Dominique Strauss-Kahn se desmorona

'Bloomberg TV' asegura que la fiscalía de Nueva York está deacuerdo en conceder la libertad bajo palabra al ex dirigente del FMI.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escándalo que precipitó la dimisión de Dominique Strauss-Kahn como director del Fondo Monetario Internacional, al estar acusado de haber violado a una camarera de un hotel en Manhattan, ha sufrido este viernes un vuelco importante.

La fiscalía de Nueva York está de acuerdo en conceder la libertad bajo palabra al exdirector gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn, acusado de asalto sexual e intento de violación de una mujer el pasado mayo, según ha confirmado hoy la cadena de televisión Bloomberg TV.

El medio asegura que fuentes cercanas a la investigación han revelado que la fiscalía estaría de acuerdo en liberar a DSK y en restituirle la fianza abonada cuando quedó en arresto domiciliario.

La información llega el mismo día en el que otras fuentes han asegurado que la mujer habría 'mentido' en varias ocasiones durante la reconstrucción de los hechos. Strauss-Kahn, que está bajo arresto domiciliario desde el pasado 21 de mayo, comparecerá este lunes por sorpresa delante del juez solicitando algunas rebajas a sus condiciones de detención pese a estar viviendo en un apartamento de lujo en Manhattan.

La información ha sido adelantada por el diario The New York Times, que cita a dos fuentes cercanas a la investigación según las cuales, pese a que las pruebas forenses confirmaron que entre Strauss-Kahn y la trabajadora del hotel hubo relaciones sexuales, las acusaciones de violación no son consistentes.

Para los fiscales existen'grandes agujeros' en el testimonio de la mujer, que habría 'mentido repetidamente' y cambiado su declaración en reiteradas ocasiones. Los investigadores del caso también denuncian que hay otros aspectos alrededor de la denunciante que no están muy claros, como por ejemplo su petición de asilo.

Según esta información, la solicitud de la mujer, de 32 años y procedente de Guinea, no está en regla. Asimismo, las fuentes consultadas por el diario aseguran haber hallado relaciones de la camarera con algunas personas relacionadas con el tráfico de drogas y el lavado de dinero.

Para completar los argumentos que la defensa piensa utilizar a favor de Strauss-Kahn, consta una conversación telefónica interceptada a la mujer en la que hablaba con un hombre que estaba en la cárcel de los posibles beneficios que sacaría del proceso judicial.

Strauss-Kahn fue detenido el pasado 14 de mayo cuando se encontraba en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, después de que la empleada del hotel contara lo sucedido a sus compañeros y se procediera a la denuncia. El exjefe del FMI estaba acusado de siete delitos, entre los que constaba el de violación y cuatro días después entró en la cárcel de Rikers Island, donde permaneció hasta el día 19 después de que el juez le concediera la libertad bajo fianza.

Dos días después comenzó su arresto domiciliario y fue obligado a llevar un brazalete electrónico para controlar sus movimientos, mientras que se encuentra bajo supervisión de varios guardias de seguridad armados las 24 horas del día. El coste de las medidas de seguridad están valoradas en 200.000 dólares al mes y corren de su cuenta, tal y como estableció el juez.

El 6 de junio comenzó el juicio con una vista preliminar en la que Strauss-Kahn se declaró no culpable de los delitos que se le atribuyen.

El exdirector del FMI iba a convertirse en el candidato de los socialistas franceses a las próximas elecciones y las encuestas le ponían en cabeza por delante del presidente Nicolas Sarkozy. La cercanía de los comicios alimentaron la teoría de la conspiración según la cual Strauss Kahn habría sido víctima de un montaje para truncar sus aspiraciones presidenciales.

La noticia ha sido acogida con ilusión en Francia y desde el exprimer ministro Lionel Jospin, hasta la actual líder de los socialistas, Martine Aubry, creen que si se confirman las informaciones, Strauss Kahn aún podría jugar un papel clave.

'Si se hunden las acusaciones contra él, Strauss-Kahn tendrá libertad de movimientos pronto y podrá mirar a los franceses a los ojos sin problemas', dijo esta mañana Jospin a la emisora RTL. 'Era el mejor candidato. Está acusado de cosas horribles. Y si al final es declarado inocente, ¿por qué no va a poder ser candidato a las presidenciales?' dijo Aubry.

Michèle Sabban va mucho más allá y asegura que 'el hecho de que estas informaciones aparezcan después de la designación de Lagarde como su sucesora [al frente del FMI] confirman la idea de que ha habido una manipulación'.