Público
Público

Acusan al Gobierno de Uribe de comprar votos

El Congreso decide hoy sobre la reelección del presidente/p>

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En medio de una fenomenal conmoción, que incluye corrupción, amenazas, presiones y hasta una trama criminal que afectaría a algunas figuras de primer rango en la política y la Justicia, se procede hoy a una votación en la Cámara de Representantes de Colombia que debe dar luz verde a la posibilidad de la segunda reelección del presidente ÁlvaroUribe, mediante un referéndum que modificaría la Constitución vigente.

Tras la aprobación en el Senado el miércoles pasado, con la ausencia de la oposición liberal y de izquierda como protesta, el ministro del Interior, Fabio Valencia, se ha dedicado a tiempo completo a 'convencer' a los diputados de que deben sumar hoy los 82 votos necesarios para que el proceso siga su curso a la Corte Constitucional y al posterior referendo.

Las gestiones de Valencia han incluido, como denuncian el centro y la izquierda, la presión política y la compra de votos a cambio de mejoras en los distritos de origen de los parlamentarios que tienen que votar hoy. Según el ex ministro de Defensa y actual candidato a presidente, Rafael Pardo, el Gobierno está desviando fondos públicos para comprar votos mediante 'la construcción de 52 palacios municipales'.

Este liberal moderado declaró ayer que 'no se sabe lo que pasará, pero el escándalo y la investigación que va a generar [la aprobación de la posible reelección de Uribe] gravitará muchos años en la vida del país'. El parlamentario Gustavo Petro, candidato por el Polo Democrático (izquierda), se pronunció en la misma línea: 'Este no es un Congreso presionado, sino comprado'.

El senador Rodrigo Lara Restrepo, uno de los amenazados por la trama criminal descubierta la pasada semana y cuyo padre, el liberal Lara Bonilla, fuera asesinado en los tiempos de Pablo Escobar, acusó el domingo en el diario El Espectador al ministro del Interior de aprovecharse del presupuesto nacional de Colombia 'para chantajear a los congresistas sobre la base de la inversión regional'.

Esta nueva polémica se produce cuando el Poder Judicial aún investiga las acusaciones de corrupción que rodearon el trámite para posibilitar la primera reelección de Uribe en 2004. La semana pasada, las autoridades encontraron en casa de uno de los investigados de este caso, el senador y vicepresidente del Partido Conservador, Alirio Villamizar, mil millones de pesos y 13.000 dólares en metálico, cuya procedencia no supo aclarar. Villamizar es uno de los principales promotores del referéndum para la reelección que hoy debe sancionar el Congreso.