Público
Público

Atentado en París El agresor de Orly gritó: "Estoy aquí para morir por Alá" 

El individuo, un ciudadano francés de 39 años identificado como Ziyed Ben Belgacem, aseguró que quería "morir por Alá", según el fiscal de París

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
Una cámara de seguridad del aeropuerto de Orly, París, muestra el cuerpo sin vida del agresor abatido a tiros por la Policía francesa. REUTERS/CCTV

Una cámara de seguridad del aeropuerto de Orly, París, muestra el cuerpo sin vida del agresor abatido a tiros por la Policía francesa. REUTERS/CCTV

El hombre abatido hoy en el aeropuerto de Orly tras haber atacado a una patrulla militar aseguró que quería "morir por Alá", indicó el fiscal de París, François Molins.

El agresor, identificado como Ziyed Ben Belgacem, gritó "estoy aquí para morir por Alá" en el momento en el que forcejeaba con una soldado, agregó el fiscal. El ndividuo fue abatido este sábado en el aeropuerto, al sur de París, tras haber intentado arrebatar el arma reglamentaria a una militar del dispositivo antiterrorista y horas después de haber disparado contra una agente en un control de identidad en el norte de la capital francesa.

as autoridades francesas ha evitado durante todo el día hablar de atentado, aunque la investigación del mismo fue confiada a la sección antiterrorista de la Fiscalía de París.

El hombre, un ciudadano francés de 39 años, estaba fichado por delitos de delincuencia menores y tráfico de drogas, pero según la televisión BFMTV tras una estancia en prisión estaba siendo seguido por los servicios de inteligencia por su presunta radicalización.

Su acción provocó que, por medida de precaución, el aeropuerto de Orly fuera cerrado al tráfico aéreo, los vuelos previstos al aterrizaje desviados a otros aeródromos y sus dos terminales evacuadas por la policía.

Unas 3.000 personas fueron desalojadas como medida de precaución ante la posibilidad de que el agresor tuviera explosivos, una eventualidad que fue descartada por la policía tras el registro de las terminales.

Lo que no evitó que se vivieran escenas de pánico en el aeropuerto y que muchos pasajeros permanecieran bloqueados en los aviones durante horas.

Según el ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, que supervisó las operaciones en el propio aeropuerto de Orly, el individuo había sido controlado a las 06.50 horas (05.50 GMT) en la localidad de Garge les Gonesse, donde residía, a bordo de su vehículo.

En el momento en el que se comprobaba su identidad, el hombre sacó una pistola de cartuchos y disparó contra una agente, a la que hirió de forma leve, antes de emprender la huida. Según "BFMTV", el agresor también pudo resultar herido.

Su rastro fue seguido desde esa ciudad del norte de París hasta otra del sur, donde robó otro vehículo y amenazó a los clientes de un bar en Vitry, municipio vecino del aeropuerto de Orly. El coche que robó fue encontrado en el aparcamiento del aeropuerto.

Una vez en el interior, en la terminal Sur, según el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, que también acudió al lugar de los hechos, el individuo atacó a una patrulla de militares compuesta por tres soldados del Ejército del Aire desplegada en Orly dentro del dispositivo antiterrorista puesto en marcha tras la oleada de atentados yihadistas sufridos en el país.

El hombre trató de robar el fusil reglamentario a una soldado, a la que derribó, pero a quien no logró arrebatar el arma. Según testigos presenciales, el individuo apuntó a la cabeza de la militar mientras sus dos compañeros le apuntaban a él.

Minutos más tarde, un importante dispositivo policial acudió al lugar para acordonar la zona. Según Le Drian, fueron los dos compañeros de la agente agredida los que abatieron al hombre.

Se trata de la cuarta vez que militares desplegados en misión antiterrorista son objeto de ataques, tras los sufridos en Niza, Valence y, el mes pasado, en el parisiense museo del Louvre.

Su hermana y su padre, detenidos

En busca de elementos que expliquen el caso, el domicilio del agresor en Garge les Gonesse fue registrado y su padre y su hermano fueron detenidos para ser interrogados.

El presidente francés, François Hollande, agradeció "la valentía y la eficacia" de los agentes de policía y los militares que redujeron al individuo, al que calificó como "particularmente peligroso".

Francia se encuentra en estado de emergencia desde los atentados de París y Saint Denis del 13 de noviembre de 2015.

Paulatinamente, la actividad fue reabriendo en el aeropuerto, donde el tráfico quedó restablecido a última hora de la mañana en la terminal Oeste.