Publicado: 05.04.2014 22:26 |Actualizado: 05.04.2014 22:26

Los afganos pierden el miedo a votar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Electoral Independiente afgana ha estimado que unos siete de los doce millones de votantes registrados han depositado su papeleta en los comicios presidenciales de este sábado, por lo que el índice de participación podría estar en torno al 60%, ampliamente superior al 38,8% de las elecciones de 2009.

"Quiero agradecer sinceramente al pueblo de Afganistán por la alta participación en estas históricas elecciones", ha afirmado el presidente de la Comisión Electoral Independiente, Ahmad Yusuf Nuristani, en declaracones a la prensa recogidas por la agencia de noticias Xinhua. Como dato, Nuristani ha indicado que el 36 por ciento de los votantes han sido mujeres.

Este sábado se celebra la primera vuelta de los comicios y, si ninguno de los ocho candidatos logra más de la mitad de los votos, los dos más respaldados se enfrentarán en una segunda vuelta. Los favoritos son el exministro de Asuntos Exteriores Abdulá Abdulá, el exministro de Finanzas Ashraf Ghani Ahmadzai y Zulmai Rassoul.

En cuanto a los resultados de esta ronda, Nuristani ha explicado que ya ha comenzado el recuento, pero no está previsto que concluya hasta el 20 de abril y hasta el 24 de este mes no se publicarán los resultados preliminares. A mediados de mayo se conocerán los definitivos. La segunda vuelta, de ser necesaria, se celebraría el 28 de mayo.

Nuristani ha valorado el trabajo del personal de la Comisión Electoral Independiente, de las fuerzas de seguridad, los medios de comunicación y la sociedad civil por su cooperación para lograr unas elecciones "libres, justas e incluyentes".

Los talibán habían amenazado con sabotear la votación. "Los enemigos juraron interrumpir el proceso electoral. Nuestras fuerzas nacionales de seguridad prometieron seguridad. Hoy puedo decir con confianza que el enemigo ha fracasado", ha afirmado el ministro del Interior Mohammad Omar Daudzai en la misma rueda de prensa en la que ha comparecido Nuristani.

El propio Ministerio del Interior ha informado de que en las últimas 24 horas han muerto 89 milicianos talibán en operaciones de las fuerzas de seguridad, a los que hay que sumar cuatro civiles, siete soldados y nueve policías fallecidos en distintos incidentes violentos. Además, otros 40 civiles han resultado heridos.