Publicado: 16.08.2014 18:59 |Actualizado: 16.08.2014 18:59

El policía detenido por la muerte de su socio iba armado y pensaba escapar a Portugal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El policía detenido este sábado como presunto autor de la muerte de su socio el jueves en un bar de Madrid, fue localizado en una residencia estudiantil de Salamanca, desde donde pensaba ir a Portugal, y en su poder tenía un arma con la que pudo cometer el crimen, según fuentes de la investigación.

Estas fuentes han dicho a Efe que el detenido, Cristian C.M., se alojaba en dicha residencia desde la pasada madrugada, aprovechando que estos establecimientos tienen menos control que los establecimientos hoteleros.

En el momento de su detención, el agente no ha confesado el crimen ni tenia intención de entregarse a las autoridades, han precisado las fuentes.

La Policía Nacional buscaba desde el jueves pasado al agente como presunto autor de los dos disparos que acabaron con la vida del joven I.M.L., con quien mantenía una estrecha amistad y con quien estaba asociado en la administración del bar Villarosa, en la calle Mota del Cuervo del distrito madrileño de Hortaleza.

Las primeras pesquisas apuntan a que el detenido había estado ya en otros lugares antes de llegar a Salamanca, donde tiene personas conocidas y desde donde al parecer tenía la intención de viajar a Portugal.

El agente detenido tenía en su poder en el momento de la detención su arma reglamentaria, con la que, según las primeras investigaciones, habría cometido el crimen, aunque este extremo tiene que ser confirmado por los expertos en balística.

Los agentes del Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid tienen además pruebas que sitúan al agente Cristian C.M. en el lugar del crimen, poco antes de que se descubriese el cadáver de I.M.L. dentro del bar Villarosa.

Según las fuentes de la investigación, Cristian C.M. pertenece a la Brigada de Seguridad Ciudadana de Madrid y se encontraba de baja laboral en la fecha del crimen, aunque no por depresión, ya que esto hubiera implicado que le fuese retirada el arma reglamentaria.

Las mismas fuentes dicen que, por testimonios recabados en la unidad policial a la que pertenece, se trata de un agente conflictivo.

El arresto del presunto autor del crimen ha sido practicado por agentes del Grupo de Homicidios de la Jefatura de Madrid en colaboración con miembros de la Comisaría de la Policía Nacional en Salamanca.