Público
Público

La agencia AP acusa al Gobierno de Obama de acceder a los registros telefónicos de sus periodistas

La agencia estadounidense denuncia que el departamento de Justicia de la Casa Blanca accedió durante dos meses a los registros telefónicos de 20 líneas de la empresa. Entre ellas, las de cinco periodistas y un editor que trabajaron

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agencia estadounidense de noticias Associated Press ha acusado al Gobierno de Estados Unidos de espiar a sus periodistas. Según AP, el Gobierno llegó a incautarse en secreto de registros de líneas telefónicas asignadas a las oficinas de la agencia y a sus periodistas durante un período de dos meses en 2012, lo que describió como una 'intrusión masiva y sin precedentes' en sus operaciones de recopilación de noticias.

En una carta publicada en la página web de la agencia el lunes, el consejero delegado de AP, Gary Pruitt, dijo que la empresa fue informada el viernes pasado de que el Departamento de Justicia recabó los registros de más de 20 líneas asignadas a la empresa y a sus periodistas.

'Los fiscales han buscado registros telefónicos de reporteros en anteriores ocasiones pero el tamaño de esta investigación en una amplia selección de oficinas de AP, incluidos números de la centralita general y líneas de fax compartidas por delegaciones, es extraordinario', ha advertido la empresa.

Entre las líneas intervenidas, figuran los listados de las comunicaciones de cinco periodistas y un redactor jefe que participaron en la elaboración de una noticia sobre una operación de la CIA que frustró un atentado de Al Qaeda contra un avión con destino a Estados Unidos, una información que provocó que la Administración intentara averiguar sus fuentes en la publicación de esos datos.

'No puede haber justificación alguna posible por semejante recopilación excesiva de contactos telefónicos de The Associated Press y sus periodistas', dijo Pruitt en la carta, que estaba dirigida al fiscal general Eric Holder.

Una noticia de AP sobre la incautación de los registros indicó que el Gobierno no explicó el motivo de la medida. Sin embargo, destacó que las autoridades estadounidenses habían dicho anteriormente que la fiscalía del distrito de Columbia está llevando a cabo una investigación penal sobre la información aparecida en una noticia del 7 de mayo de 2012 publicada por la agencia.

La revelación podría desatar un enfrentamiento entre los defensores de la libertad de prensa y el Gobierno de Obama, que ha actuado con contundencia contra las filtraciones de seguridad nacional.

'No puede haber justificación posible por semejante recopilación de contactos de AP y sus periodistas' 'Es alarmante dada su magnitud', dijo David Schulz, un abogado del despacho Levine Sullivan Koch & Schulz, que representa a AP. 'Esta es una intrusión masiva en la recopilación de información de una de las mayores organizaciones de noticias en Estados Unidos. La gente debería estar preocupada', agregó.

La fiscalía de Columbia, que notificó a AP sobre la incautación, emitió un comunicado el lunes diciendo que fue 'cuidadosa y deliberativa' al lidiar con asuntos vinculados con la libertad de prensa.

'Tomamos nuestras obligaciones con seriedad para seguir todas las leyes', dice la Fiscalía 'Tomamos nuestras obligaciones con seriedad para seguir todas las leyes, regulaciones federales aplicables y las políticas del Departamento de Justicia cuando emitimos las citaciones de los registros telefónicos de las organizaciones de los medios de comunicación', argumentó la fiscalía. Un portavoz del Departamento de Justicia remitió las peticiones de información a la oficina de la fiscalía general.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, ha dicho que la Casa Blanca no participó en la decisión. 'Aparte de las noticias que se han publicado, no tenemos ningún conocimiento de ningún intento del Departamento de Justicia de conseguir registros telefónicos de AP', declaró Carney, quien añadió que no están 'implicados en las decisiones tomadas en conexión con investigaciones penales, ya que estos asuntos los maneja el Departamento de Justicia de manera independiente'.

Las reacciones a lo que sería una violación en toda regla de la libertad de prensa no se han hecho esperar. Una importante asociación de periódicos de EEUU y un gremio de periodistas han condenado la actuación del Departamento de Justicia.

En sendos comunicados emitidos anoche, la Newspaper Association of America (NAA) y The News Media Guild acusaron al Departamento de Justicia de EEUU de haber atentado contra la libertad de prensa.

'Esas acciones (del Departamento de Justicia) estremecen la conciencia estadounidense y violan la imprescindible libertad de la prensa que está protegida por la Constitución' del país, afirmó la presidenta de la NAA, Caroline Little, en un comunicado.

'Cultivar y proteger las fuentes es clave para mantener informada a la sociedad ', dicen los periodistas En términos parecidos se expresó el sindicato The Newspaper Guild, agrupación de periodistas estadounidense.

'La recopilación de estos registros (telefónicos) es espantosa y supone un atentado directo contra los periodistas', afirmó el comunicado de este gremio.

'El Departamento de Justicia tiene que detener semejantes investigaciones. La capacidad de los periodistas de cultivar y proteger sus fuentes es clave para mantener a la sociedad informada sobre las cuestiones de afectan a la vida de la gente', continuó.