Publicado: 04.05.2014 17:55 |Actualizado: 04.05.2014 17:55

Agentes de la CIA y del FBI asesoran al Gobierno ucraniano en su ofensiva en el este del país, según 'Bild'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Decenas" de agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Oficina Federal de Investigación (FBI) estadounidenses colaboran con el Gobierno ucraniano instalado tras la destitución del presidente Viktor Yanukóvich para asesorar a las fuerzas de seguridad en su ofensiva contra las milicias prorrusas del sur y el este del país, según ha informado el periódico alemán Bild.

La misión se centra en "combatir el crimen organizado" y poner fin a la violencia, aunque también investigan presuntos delitos financieros y ayudan a seguir la pista a los capitales que supuestamente salieron del país durante el mandato de Yanukóvich, según la publicación, que cita fuentes del aparato de seguridad alemán.

Los agentes "colaboran con Kiev en nombre del Gobierno de Estados Unidos para poner fin a la rebelión en el este del país y para instaurar una estructura de seguridad que funcione", explica Bild. Sin embargo, su actividad se limita a Kiev y no participan directamente en la ofensiva.

El director de la CIA, John Brennan, visitó Kiev a mediados de abril y se entrevistó con el primer ministro, Arseni Yatseniuk, y el vicepresidente primero, Vitali Yarema, para tratar sobre vías seguras de transmisión de información estadounidense a las autoridades ucranianas.

Entonces, una portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo que no había nada sobre lo que especular en torno a la visita de Brennan a Kiev y aseguró que el director de la CIA no prestó ayuda a las autoridades para realizar "operaciones tácticas" dentro de Ucrania.

La televisión estatal rusa RT recuerda sin embargo que tras la visita de Brennan a Kiev, Yanukóvich relacionó su presencia en Ucrania con el inicio de la primera fase de una ofensiva de las fuerzas del Gobierno ucraniano contra la ciudad de Slaviansk, controlada por las milicias prorrusas. Brennan "aprobó el uso de armas y provocó un baño de sangre", según Yanukovich.