Público
Público

Agresión a la prensa española en Casablanca

Dos periodistas son golpeados por público marroquí en un juicio contra seis saharauis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 50 abogados y el público marroquí abortaron este viernes en Casablanca la continuación del juicio, suspendido el pasado 15 de octubre, contra seis hombres y una mujer saharauis, detenidos hace un año cuando volvían de visitar a sus familias en Tinduf (Argelia) y acusados de 'alta traición' al Estado marroquí. En la trifulca sufrieron lesiones dos periodistas españoles, EduardoMarín, colaborador de Público y de la cadena Ser, y Antonio Parreño, corresponsal de TVE en Marruecos.

Cuando el tribunal inició el juicio y entraron los acusados, los abogados y el público en general comenzaron a lanzar consignas pro marroquíes. El juez 'salió literalmente corriendo' y comenzó 'la trifulca', relató a este diario José Pérez Ventura, uno de los abogados observadores internacionales presentes en el juicio.

Acometieron con 'puñetazos y patadas' a los dos corresponsales españoles e insultaron y amenazaron a los abogados y al resto de periodistas acreditados. La policía retiró las cámaras de fotos y borró parte de las imágenes. 'La situación de retención duró aproximadamente una hora, en la que estuvimos materialmente secuestrados y privados de libertad', explicó Pérez Ventura.

La policía retiró las cámaras de fotos y borró parte de las imágenesPrecisamente, los dos periodistas agredidos son los que consiguieron burlar los sistemas de control la semana pasada y entraron en el campamento de protesta saharaui Gdeim Izik cerca de El Aaiún. Además, estos ataques suceden dos días después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Fasi Fihri, arremetiera contra la prensa española durante el encuentro con su homóloga, Trinidad Jiménez en Madrid.

Previamente, se había celebrado una manifestación pro marroquí en el mismo Palacio de Justicia. Y la población saharaui, así como los activistas internacionales, habían sido 'arrinconados a empujones' en una sala lateral, detalló Rosa Porrás, de Sáhara Acción. Posteriormente fueron trasladados al garaje hasta que las fuerzas de seguridad les proporcionaron una salida segura. Sin embargo, una vez fuera se produjeron 'detenciones arbitrarias' a algunos saharauis.

De 'ópera bufa' calificó el juicio Pérez Ventura, acreditado por el Consejo General de la Abogacía, que tachó al sistema judicial marroquí como el propio de 'un régimen autoritario'.

'Las ofensas y agresiones a la prensa española deben cesar y no deberían salirle gratis a aquellos que las estimulan, promueven o practican', comentó el coordinador de relaciones internacionales del Partido Popular, Jorge Moragas.

DISPLAY CONNECTORS, SL.