Publicado: 25.05.2014 18:10 |Actualizado: 25.05.2014 18:10

Agria victoria de Merkel, subida del SPD y un escaño para los neonazis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El bloque conservador de la canciller Angela Merkel ganó las elecciones europeas en Alemania con un 35,9% de los votos, en unos comicios marcados por la entrada en la Eurocámara de las fuerzas euroescépticas y el Partido Nacional Demócrata (NPD), que se convierte en la primera formación política neonazi del país que obtiene representación en el Parlamento Europeo.

La Oficina Electoral Federal indicó además que, con 396 de las 402 circunscripciones escrutadas, los socialdemócratas lograron un 27,4% de los votos, seguidos por Los Verdes (10,4%), los euroescépticos de Alternativa por Alemania (AfD) (7%), La Izquierda (6,9%) y los liberales (3,4 %).

La autoridad electoral alemana no asignará escaños hasta completar el escrutinio, pero las prospecciones de voto han sido unánimes al otorgar 35 escaños a los conservadores, 27 a los socialdemócratas, 11 a Los Verdes, siete a La Izquierda y a AfD y tres a los liberales.

Asimismo, otros seis partidos lograrían un escaño en el Parlamento Europeo (PE) según los sondeos: el partido de Familia, Piratas, los ultraderechistas del NPD, los ecologistas del ÖDP, los euroescépticos Votantes Libres y el Partido para la Protección de los Animales.

El resultado del partido de Merkel es el peor logrado en unas elecciones europeas

Pese a su victoria, el porcentaje obtenido por el bloque conservador de Merkel es el peor logrado por la CDU/CSU en unas elecciones europeas, mientras que los socialdemócratas han logrado una importante subida.

El candidato de los socialdemócratas europeos, el alemán Martin Schulz, afirmó en Berlín que dialogará con todos los grupos parlamentarios en la Eurocámara para tratar de formar una coalición que lo eleve a la presidencia de la Comisión Europea (CE), pese a que sus socialistas .

"Trataré de encontrar una mayoría para mí. Veremos quién logra al final el mayor respaldo", señaló Schulz.

Las voces euroescépticas -hasta hace bien poco opción tabú en Alemania- han irrumpido con fuerza gracias a AfD, una formación creada hace apenas un año y que en los comicios parlamentarios de septiembre obtuvo un 4,7 %.

La entrada en la Eurocámara de media docena de partidos minoritarios nuevos no está tan ligada a un aumento de su atractivo como a la eliminación del mínimo de votantes preciso para obtener representación que ordenó recientemente el Tribunal Constitucional alemán para estas elecciones

La participación se situó, según los sondeos, en el 48%, casi cinco puntos por encima de la de los últimos comicios europeos.