Público
Público

Se agudiza la batalla legal por la ley migratoria de Arizona

La gobernadora Brewer recurre la decisión de suspender parte de la norma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, presentó este jueves un recurso contra la decisión de la jueza federal que el pasado martes, en el último minuto, suspendió temporalmente parte de la ley migratoria que tanta polémica ha despertado en Estados Unidos. Las autoridades de Arizona no quisieron perder tiempo en lo que promete ser una larga batalla legal que podría incluso llegar al Tribunal Supremo. 'Esta lucha está lejos de terminar. De hecho, apenas ha comenzado', dijo Brewer en un comunicado.

Al bloquear las partes esenciales de la Ley SB1070 contra los indocumentados en Arizona, la jueza federal Susan Bolton argumentó que Washington tenía poderes exclusivos en materia migratoria y descartó las cláusulas más controvertidas, las que daban poder migratorio a las autoridades locales o exigían que los inmigrantes llevaran en todo momento su documentación.

'El fallo de la jueza irritará más a los votantes', dice un republicano

Para los que se oponen a la ley, el dictamen ha mandado un mensaje claro a los otros estados que planeaban medidas parecidas. 'Va a obligar a los estados a hacer una pausa para analizar cómo están elaborando su legislación y cómo encaja en un marco constitucional', dijo Dennis Burke, el fiscal federal para Arizona. 'Los proponentes de esta ley dijeron a la corte que no había dudas de que era constitucional, y ahora una jueza federal dice: un momento. Hay problemas graves con este proyecto', añadió.

Los miles de activistas que acudieron a Arizona para protestar contra la iniciativa decidieron este jueves seguir adelante con sus manifestaciones para animar al Gobierno de Barack Obama a plantear ante el Congreso un plan de reforma migratoria que el Ejecutivo ha decidido aparcar hasta después de las elecciones legislativas de noviembre.

El fallo ha desatado una tormenta política. Los demócratas no consiguen calibrar las consecuencias electorales y temen que la acción de Washington sea contraproducente. Los republicanos piensan que la decisión judicial servirá para enardecer a sus bases, que ya consideran excesiva la ingerencia del Gobierno.

'Espero que esto haya mandado el tema migratorio al Capitolio para que tengamos una discusión de verdad', dijo Angela Kelley del Center for American Progress, un instituto de análisis que aboga por encauzar legalmente a los 12 millones de indocumentados en EEUU.

'El fallo de la jueza irritará más a los votantes y los motivará a rechazar a los candidatos demócratas', declaró el representante John Boozman, candidato republicano al Senado por Arkansas, 'es un tema decisivo'.