Público
Público

Ahmadineyad dice que el 11-S fue una conspiración de EEUU e Israel

EEUU y otros países abandonan el pleno durante el discurso de Ahmadineyad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos y otros países abandonaron el pleno de la Asamblea General de la ONU después de que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, expresase sus dudas sobre los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra Nueva York y Washington. Ahmadineyad, durante su discurso en la apertura de la Asamblea, se refirió a los atentados del 11-S como una conspiración estadounidense vinculada con Israel, lo que causó la salida de la sala de los representantes de Estados Unidos.

'Hay que analizar el suceso del 11 de septiembre de 2001 que afectó a todo el mundo desde hace más de una década', dijo el presidente iraní, que señaló que entonces se mostraron muchas imágenes del ataque y 'casi todos los gobiernos condenaron el incidente'.

Agregó que 'después la máquina de la propaganda comenzó a funcionar' y comenzó el conflicto de Afganistán, además de afirmar que 'algunos segmentos dentro del gobierno estadounidense orquestaron el ataque para revertir el declive de la economía estadounidense y también para salvar al régimen sionista'.

Esas palabras hicieron que las delegaciones estadounidense y de la Unión Europea (UE) se levantaran de sus asientos y abandonaran la sala.

'En vez de representar las aspiraciones y la buena voluntad de los iraníes, Ahmadineyad ha elegido una vez más difundir sus viles teorías de la conspiración y sus comentarios antisemitas que son tan repugnantes e ilusorios como predecibles', señaló el portavoz de la misión de EEUU ante la ONU, Mark Kornblau.

Los ataques terroristas de Al Qaeda contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono en Washington con aviones comerciales, así como tras estrellar otra nave en Pensilvania, ocasionaron la muerte de casi 3.000 personas de diferentes nacionalidades.

Mientras el mandatario de Irán pronunciaba su discurso ante la Asamblea, varios grupos de activistas de organizaciones defensoras de los derechos humanos se manifestaban frente al edificio de la ONU para protestar por las violaciones de los derechos fundamentales en el país islámico.