Público
Público

Ahmadineyad llega a Líbano para verse con Hezbolá

Sus encuentros con el primer ministro Hariri o el presidente Suleiman se verán eclipsados por el recibimiento de los islamistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mahmud Ahmadineyad fue recibido este miércoles a su llegada a Líbano como un héreo. El líder iraní presenció la ceremonia que le habían preparado miles de chiíes libaneses, que iban lanzando arroz y flores a su paso en el coche oficial.

Ahadineyad se reúne este miércoles con el presidente Michel Suleiman pero todas las miradas están apuntando a su relación con Hezbolá. El líder iraní intervendrá en un mitin en el sur de Beirut en el que se espera que intervenga Hassan Nasrala, líder del grupo.

Los chiíes de Líbano se muestran agradecidos a Irán por su posicionamiento con respecto a Israel. Ahmadineyad apoyó públicamente a Hezbolá durante la invasión israelí del verano de 2006 y ha aportado grandes sumas económicas para la reconstrucción del país.

Responsables próximos a Hezbolá dijeron que han invertido alrededor de 1.000 millones de dólares en dinero iraní desde entonces en ayuda y reconstrucción.

Esas sumas que aportó Ahmadineyad son vistas por EEUU e Israel como la prueba de que Irán está financiando económica y armamentísticamente a Hezbolá.

La visita no sólo levanta las sospechas de Washington. También ha tenido cierta repercusión negativa en una parte de la política libanesa claramente prooccidental. Uno de los grupos más críticos es el del primer ministro, Saad Hariri, que estima que el líder iraní utiliza Líbano como 'una base iraní en el Mediterráneo'.

Pero en la calle, al sensación parece distinta: 'Estuvo a nuestro lado durante las penalidades de Líbano y la agresión de 2006. No supone mucho venir aquí a darle la bienvenida, aunque tuviéramos que estar aquí dos días enteros', dijo a la agencia Reuters Mahmud Darwish, de 50 años, que esperaba con su hijo en la calle.

'Nos ayudó a reconstruir Líbano. Si no lo hubiera hecho, nuestras casas seguirían destruidas y seguiríamos viviendo en tiendas de campaña'.

Irán también ha ofrecido ayudar a Líbano a reforzar su inadecuada red eléctrica, apoyar proyectos hídricos y suministrar armamento a su debilitado Ejército, después de que Estados Unidos retuviera su ayuda en agosto por objeciones políticas en el Congreso.