Público
Público

Ahmadineyad sale ileso de un atentado

El canal de televisión 'Al Arabiya' aseguró a primera hora de la mañana que una persona lanzó una granada al paso del convoy del presidente iraní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las noticias sobre el incidente vivido por el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad esta mañana en Hamadan son todavía confusas.

La cadena de televisión Al Arabiya aseguraba a primera hora de la mañana que una persona lanzó una granada al paso del convoy de Ahmadineyad. El artefacto, según esa información, impactó contra un coche en el que viajaban varios periodistas y hay varios heridos. 

Varias cadenas árabes y occidentales siguieron la información que fue tratada como un 'intento de asesinato'. Pero poco después, la televisión estatal iraní desmintió el asunto diciendo que no hubo tal ataque y que se trató de un petardo. Oficiales del gabinete del propio Ahmadineyad, que a primera hora aseguraron a Reuters que había sido un atentado, después dieron a la agencia AFP la versión del petardo. 

El suceso tuvo lugar en la provincia de Hamadan, al suroeste de Teherán, donde Ahmadineyad iba a dar un mitin en un estadio de fútbol.

Más tarde, según la versión de Al Arabiya, el presidente iraní prosiguió con su agenda y que dio el mitin sin hacer mención alguna al incidente.

Según Reuters, a principios de esta semana, Ahmadineyad aseguró en un discurso que Israel había contratado personas para asesinarlo. 'Los estúpidos sionistas han contratado mercenarios para asesinarme', dijo. 


Ver mapa más grande

Por el momento nadie ha reivindicado el incidente. En Irán hay varios grupos armados opuestos al régimen. Los ataques contra miembros del Gobierno fueron frecuentes por parte del grupo Mujahidin Khalq después de la revolución de 1979.

A la organización, considerada por EEUU como grupo terrorista, se le acusa de los atentados terroristas de 1981 que acabaron con la vida del presidente y el preimer ministro.

El grupo ha negado estar detrás del atentado contra Ahmadineyad hoy. 'Rotundamente no. No tiene nada que evr con nosotros. No sé lo que ha pasado pero nosotros no hemos sido', dijo a Reuters el portavoz Shahin Gobadi.

Mientras tanto, se espera que la reacción de Teherán pueda afectar a la estabilidad del mercado de petrolífero. 'Hay que esperar a ver si las acusaciones son contra enemgos internos o extranjeros'.