Publicado: 18.11.2013 09:30 |Actualizado: 18.11.2013 09:30

AI denuncia "trabajos forzosos" de inmigrantes en las obras para el Mundial de Fútbol de Qatar

Pide a la FIFA que no consienta abusos contra los derechos humanos. Según la Confederación Sindical Internacional, 4.000 personas podrían fallecer durante la construcción de estas infraestructuras por las condiciones a las que

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este domingo la situación de precariedad y explotación que viven los inmigrantes que trabajan en el sector de la construcción en Qatar, que en muchos casos equivale a trabajos forzosos, en medio de los esfuerzos del país por construir las infraestructuras necesarias para acoger la Copa Mundial de Fútbol en 2022.

El informe El lado oscuro de la migración: El foco sobre el sector de la construcción de Qatar de cara a la Copa Mundial, acompañado por una petición a la FIFA para que no tolere abusos contra los derechos humanos.  supone un nuevo varapalo al Mundial que acogerá este país en 2022, salpicado por el maltrato a los inmigrantes nueve años antes de su celebración, y sobre el que ya pesaban otros informes igualmente preocupantes: 4.000 personas podrían fallecer durante estas obras de construcción (12 por semana), según las estimaciones de la Confederación Sindical Internacional (ITUC), publicadas en septiembre por The Guardian. 

El diario británico ya alertó de que los obreros no tienen acceso a agua potable gratuita, sufren hambre, viven en casas superpobladas sin condiciones sanitarias... por su parte, AI denuncia que muchos de los trabajadores inmigrantes se ven expuestos a jornadas laborales de 12 horas los siete días de la semana, bajo temperaturas extremas que alcanzan los 50 grados en verano, subsistiendo en condiciones infrahumanas, afrontando el impago de sus salarios e incluso debiendo entregar sus pasaportes y quedándose sin su derecho a abandonar el país. De hecho, este no es un fenómeno aislado centrado en las corporaciones locales, sino que muchos de los trabajadores que que han sufrido estos abusos trabajaban para subcontratas de empresas multinacionales como Qatar Petroleum, Hyundai E&C y OHL Construction.

"Es sencillamente inadmisible que en uno de los países más ricos del mundo muchos trabajadores inmigrantes sea brutalmente explotados, privados de sus salarios y abandonados mientras luchan por sobrevivir", ha dicho el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty.

El sistema de 'patrocinio' establece que los inmigrantes no pueden abandonar Qatar ni cambiar de trabajo sin permiso 

"Tanto las empresas constructoras como las autoridades qataríes están incumpliendo sus obligaciones para con los trabajadores migrantes. En Qatar, los empleadores han mostrado un lamentable desprecio por los Derechos Humanos básicos de los trabajadores migrantes", ha sostenido.

En esta línea, Shetty ha destacado que en el país "es frecuente" que los inmigrantes trabajen para 'pymes' subcontratadas por grandes compañías que, en algunos casos, no verifican si se está explotando al personal."Las empresas deben garantizar que los trabajadores migrantes empleados en proyectos de construcción vinculados a sus operaciones no sufren abusos. Deben ser proactivas y no limitarse a tomar medidas cuando se les señalan los abusos", ha sostenido Shetty". "Dar la espalda a cualquier tipo de explotación es imperdonable, sobre todo cuando dicha explotación arruina la vida y el sustento de las personas", ha dicho.

El informe El lado oscuro de la migración: El foco sobre el sector de la construcción de Qatar de cara a la Copa Mundial, supone un nuevo varapalo al Mundial que acogerá este país en 2022, salpicado por el maltrato a los inmigrantes nueve años antes de su celebración.

"El mundo seguirá atento a Qatar durante los preparativos del Mundial de Fútbol de 2022, por lo que el gobierno tiene una oportunidad única de demostrar en la esfera internacional que está seriamente comprometido con los derechos humanos y que puede servir de modelo para el resto de la región", ha puntualizado Shetty. Por ello, Amnistía Internacional ha instado a las autoridades "a que hagan cumplir las salvaguardias laborales existentes, que numerosos empleadores infringen de forma habitual".

Asimismo, ha solicitado que se revise el sistema de 'patrocinio', en virtud del cual los trabajadores migrantes no pueden abandonar el país ni cambiar de trabajo sin el permiso de sus empleadores."En Qatar son habituales las actitudes discriminatorias hacia los trabajadores migrantes, muchos de ellos procedentes del sur o sudeste de Asia. El equipo de investigación de Amnistía Internacional oyó a un gerente de una empresa de construcción referirse a los trabajadores como 'los animales'", ha agregado la organización.

AI ha destacado que algunos de los trabajadores que han sufrido estos malos tratos trabajaban para subcontratas de empresas multinacionales como Qatar Petroleum, Hyundai E&C y OHL Construction. "La organización se puso en contacto con varias grandes empresas para exponer los casos que había documentado. Muchas expresaron una honda preocupación por los resultados de la investigación de AI y algunas afirmaron que habían llevado a cabo investigaciones. Una de ellas manifestó que, como resultado, había mejorado su régimen de inspección", ha apuntado la organización.

"Muchas de las empresas expresaron una honda preocupación por los resultados de la investigación, según AI

"Los resultados de la labor de investigación hacen temer que los trabajadores sufran explotación durante la construcción de proyectos de gran visibilidad en Qatar, entre ellos los que puedan ser de especial relevancia para la celebración del Mundial de Fútbol de 2022", ha puntualizado AI.

Amnistía Internacional ha pedido igualmente a la FIFA que "dé prioridad a la colaboración con las autoridades qataríes y los organizadores del Mundial de Fútbol para prevenir los abusos".

"Los resultados de nuestra investigación apuntan a un nivel alarmante de explotación en el sector de la construcción de Qatar. La FIFA tiene el deber de transmitir un firme mensaje público de que no tolerará abusos contra los derechos humanos en proyectos de construcción relacionados con el Mundial de Fútbol", ha agregado.

"Qatar está contratando a trabajadores migrantes a un ritmo notable para cubrir las necesidades del auge de la construcción, y la población aumenta en 20 personas por hora. Muchos migrantes llegan a Qatar llenos de esperanzas, que se ven frustradas poco después. No hay tiempo que perder: el Gobierno debe actuar ya para poner fin a estos abusos", ha indicado el grupo.

Para elaborar el informe, AI ha entrevistado a 210 trabajadores migrantes del sector de la construcción, en 101 casos individualmente, durante dos visitas hechas a Qatar en octubre de 2012 y marzo de 2013. Además, la ONG contactó con 22 empresas participantes en proyectos de construcción en Qatar y se reunió en 14 ocasines con representantes del gobierno del país más rico del mundo.