Público
Público

Guerra en Siria Al Asad ejecuta a un icono del ciberactivismo sirio que llevaba encarcelado cinco años

Bassel Khartabil fue arrestado por los servicios de la Inteligencia Militar en 2012 sin que apenas se hayan tenido noticias de su paradero. Tenía 34 años, era ingeniero informático de profesión y destacó por su defensa de la libertad de expresión

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 7
Comentarios:

Bassel Khartabil en una imagen de archivo de la página de Facebook The Syria Campaign.

El conocido activista y defensor de los derechos humanos Bassel Khartabil ha muerto durante su cautiverio en una cárcel siria, tras llevar detenido desde hace más de cinco años, según ha informado este martes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG destacó que sus familiares acusan a las fuerzas gubernamentales de haberlo ejecutado después de haber sido trasladado a la Cárcel Central de Damasco, sin ofrecer más detalles.

El 15 de marzo de 2012, Khartabil fue arrestado por los servicios de la Inteligencia Militar y estuvo incomunicado hasta que fue trasladado a la cárcel de Adra, al norte de Damasco, en diciembre de ese año. Durante ese tiempo, sufrió torturas y abusos hasta que en octubre de 2016 logró comunicarse con su familia para informar de que iba a ser transferido a un lugar desconocido, denunciaron en su día varias ONG.

Desde que comenzó la guerra, más de 60.000 personas han muerto en las cárceles del gobierno en Siria

Desde entonces, Khartabil ha estado desaparecido y ha habido preocupación por su vida. De 34 años y origen palestino, el fallecido era ingeniero informático de profesión y trabajó como desarrollador de páginas web y de software.

Khartabil nació y creció en el seno de una familia palestina en Siria. Trabajaba como desarrollador de software y era un destacado activista en favor de la libertad de expresión. Antes de su detención, utilizó sus conocimientos técnicos para ayudar a promover la libertad de expresión y el acceso a la información a través de Internet. Fue galardonado con numerosos premios, entre ellos el Premio Índice de Censura a la Libertad Digital de 2013 por utilizar la tecnología para promover una Internet abierta y libre, y fue nombrado por la revista Foreign Policy entre los cien principales pensadores globales de 2012 “por insistir, contra viento y marea, en una revolución pacífica en Siria”. Además, creó Creative Commons en Siria, una organización sin ánimo de lucro que permite compartir trabajos artísticos y de otro tipo con el uso de instrumentos legales.

Amnistía Internacional ha condenado con dureza esta ejecución por parte del régimen de Bashar al Asad y considera que "estos crueles actos constituyen sin lugar a dudas crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra". "La muerte de Bassel Khartabil es un sombrío recordatorio de los horrores que tienen lugar a diario en las prisiones sirias. Las decenas de miles de personas encerradas actualmente en los centros de detención del gobierno sirio sufren tortura, malos tratos y ejecuciones extrajudiciales", ha asegurado Anna Neistat, directora general de Investigación de Amnistía Internacional.

Según datos del Observatorio, más de 60.000 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en 2011 durante su detención en prisiones gubernamentales por torturas y la privación de comida y medicamentos. La ONG ha logrado verificar los nombres de 14.708 de ellos, entre los que hay 118 menores y 57 mujeres.