Público
Público

Al Asad: "No hay evidencias de que haya utilizado armas químicas"

El mandatario sirio concede una entrevista a la CBS estadounidense. El Pentágono estaría preparando un ataque a Siria de tres días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bashar al Asad ha negado haber utilizado armas químicas, advierte de represalias y analiza 'de cerca' la evolución de los acontecimientos en Washington, ha indicado el periodista Charlie Rose de la CBS al adelantar el contenido de una entrevista realizada en Damasco.

Según Rose, el mandatario sirio 'negó tener nada que ver' con el supuesto ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en los suburbios de Damasco, del que le responsabiliza EEUU, país que pretende atacar militarmente Siria en respuesta a esa violación de las normas internacionales. 'No hay evidencia de que haya utilizado armas químicas contra mi propio pueblo', aseguró Al Asad durante la entrevista, celebrada en el palacio presidencial, situado en una de las colinas del norte de Damasco.

Al respecto de la misma, Rose señaló que 'hay una clara sensación de que están siguiendo de cerca lo que está ocurriendo en Washington'. El periodista destacó, igualmente, que se trata de la primera entrevista que el mandatario sirio concede a un medio estadounidense en más de dos años, y anunció que será emitida íntegramente este lunes en el programa The Charlie Rose Show de la CBS, el mismo día en que Obama tiene previsto conceder una ronda de entrevista televisivas a diversos canales estadounidenses para insistir en la necesidad de una acción militar 'limitada' en Siria. Rose explicó, asimismo, que Al Asad parecía 'calmado' y que sabía perfectamente 'la situación en la que se encuentra'. Al Asad evitó, no obstante, confirmar si tiene acceso a o no armas químicas, agregó Rose.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha solicitado autorización al Congreso de EEUU para intervenir militarmente en Siria y está a la espera de su respuesta mientras trata de recabar apoyos internacionales para justificar una intervención que se prevé rápida y sin intervención de la infantería. En los últimos días ha recibido el respaldo de una docena de países, entre ellos Francia, Alemania y España.

Preguntado por este hipotético ataque, Al Asad respondió a Rose que 'habría, entre la gente alineada con él algún tipo de represalia', aunque eludió comentar 'la naturaleza de esa respuesta'. 'Tenía un mensaje para el pueblo estadounidense de que no había sido una buena experiencia para ellos involucrarse en guerras y conflictos en Oriente Medio, y que los resultados no habían sido buenos', señaló Rose. Por ello, Al Asad instó 'a los estadounidenses a comunicar al Congreso y sus líderes en Washington que no autoricen el ataque' solicitado por su presidente.

Según el diario Los Angeles Times, el Pentágono ha ampliado sus planes de la posible acción militar, que ahora incluyen una fuerte descarga de misiles durante tres días tanto desde el mar como desde el aire 'Habrá diferentes rondas de ataque y una evaluación después de cada una de ellas, pero todo dentro de 72 horas y con una clara indicación de cuándo hemos concluido', indicó un funcionario militar al periódico angelino, que pidió mantener el anonimato al comentar los nuevos planes. De este modo, todo parece indicar que EEUU prevé que el ataque conlleve más intensidad de la planteada en un primer momento, para poder tener un impacto mayor sobre las fuerzas de Al Asad , que se han ido dispersando en las últimas semanas.

En principio, se desplazaron al este del Mediterráneo cinco destructores cargados de misiles Tomohawk, que serían las armas utilizadas para bombardear objetivos militares en Siria. Sin embargo, el Pentágono incluye ahora entre los escenarios posibles también el empleo de bombarderos B-2 y B-52 de la fuerza aérea para complementar estos ataques. De acuerdo a estas informaciones, la Casa Blanca solicitó la pasada semana que se extendiese el número de objetivos militares más allá de los 50 identificados en una primera lista.

DISPLAY CONNECTORS, SL.