Público
Público

Al menos 100 muertos en el naufragio de una barcaza con 500 inmigrantes en Lampedusa

En el barco hundido viajaban alrededor de 500 personas, la mayor parte subsaharianos, de los que sólo 150 han sido rescatados con vida. Más de 200 personas siguen desaparecidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un centenar de personas han fallecido tras el naufragio de una embarcación en la que viajaban cerca de 500 inmigrantes subsaharianos, frente a la isla italiana de Lampedusa. No obstante, se teme que los muertos puedan alcanzar los 300, teniendo en cuenta que sólo se ha conseguido rescatar a 151 personas.

Oficialmente por el momento han sido recuperados 104 cuerpos, entre ellos tres niños y dos mujeres embarazadas. 

Varias decenas de naufragados han sido atendidos por los servicios sanitarios, en su mayoría por casos de hipotermia. Según han relatado los propios supervivientes, han permanecido entre 2 y 4 horas en el agua antes de ser rescatados.

Fuentes de la Organización Internacional de las Migraciones consultadas por Público confirman que en la barcaza en la que viajaban los inmigrantes se originó un incendio, pero hay diferentes versiones sobre el modo en el que se produjo. La hipótesis que cobra fuerza es que comenzó a entrar agua en la embarcación, por lo que algunos de sus ocupantes prendieron fuego a una manta para llamar la atención de las autoridades-no tenían teléfono para avisar de su presencia-.

El fuego asustó a los cerca de 500 inmigrantes que se concentraban en una embarcación demasiado pequeña para transportar a tantas personas, se desplazaron hacia la misma zona e hicieron volcar la barcaza, que aún no ha sido encontrada.

En circunstancias normales, el destino lógico de los centenares de personas rescatadas sería el centro de acogida de la isla italiana, que podría desbordarse, ya que en estos momentos ya ha sobrepasado ampliamente su capacidad (250 personas).  La llegada de dos embarcaciones a las 22.30 del miércoles y a las 2.30 horas del jueves con 463 inmigrantes eritreos y sirios ha desbordado completamente el centro, en el que están hacinadas cerca de mil personas.

Desde la Organización Internacional de las Migraciones aseguran que los supervivientes de este nuevo naufragio serán alojados en distintos centros, y que la prioridad es alejarlos de la zona porque 'aún se encuentran en shock'.

En la operación de rescate intervienen con varias lanchas la Guardia Costera italiana y la Policía de Finanza y Fronteras italiana (Guardia di Finanza), además de varias embarcaciones de pescadores de la zona. Precisamente, fueron los pescadores quienes avisaron del naufragio a las autoridades, que no habían detectado la presencia de esta embarcación.

'Es un horror continuo'asegura la alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, que confirma que en la embarcación viajaban al menos 500 inmigrantes somalíes, eritreos y ghaneses. Sin embargo, la Organización Internacional de las Migraciones, asegura que la mayor parte de las personas rescatadas son de origen etíope.

Los medios italianos informan de que la embarcación habría partido de Libia aproximadamente 12 horas antes del naufragio. El viceprimer ministro Angelino Alfano se prepara partir a la zona del naufragio, en la que se seguirán desarrollando labores de búsqueda y rescate a lo largo de todo el día.

Se trata de una nueva tragedia de la inmigración en las últimas semanas, después de que trece indocumentados fallecieron el pasado 30 de septiembre después de haber sido obligados por los traficantes a saltar de la barcaza en la que viajaban a pesar de que no sabían nadar y había un fuerte oleaje.

El grupo de 200 inmigrantes fue obligado a tirarse al mar a pocos metros de playa del 'Pisciotto' de la localidad de Scicli, en la provincia de Ragusa, Sicilia.

El pasado 10 de agosto, otros seis indocumentados, entre ellos un menor de edad, fallecieron al intentar alcanzar a nado la costa de Sicilia tras haber encallado el pesquero en el que viajaban junto a un centenar de inmigrantes procedentes de Siria y Egipto.