Público
Público

Al menos 140 heridos en protestas de trabajadores del textil de Bangladesh por 75 euros de salario mínimo

Los empleados exigen una subida del sueldo hasta los 102 dólares (75 euros) de los actuales 38 (28 euros), el más bajo del mundo. Es el tercer día consecutivo de paros en más de 100 fábricas de todo el país.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 140 personas resultaron heridas este lunes en enfrentamientos entre la policía y trabajadores del sector textil de Bangladesh que reclamaban una mejora salarial en varios puntos del país, informó la prensa local.

Las protestas continuaron por tercer día consecutivo con unas 100 fabricas cerradas y miles de trabajadores en las calles en Dacca, en la cercana ciudad de Gazipur, y Savar, el suburbio industrial de la capital, según el diario The Daily Star.

Esta huelga se enmarca dentro de la reivindicación de los trabajadores, que piden que se eleve el salario mínimo mensual de los actuales 38 dólares (28 euros), el sueldo más bajo del sector en el mundo, hasta los 102 dólares (75 euros). Sin embargo, la patronal del textil autóctona, la Asociación de Productores y Exportadores de Textiles (BGMEA), ofreció elevar el sueldo mínimo hasta los 46 dólares.

Los mayores disturbios se produjeron en Gazipur, donde los manifestantes atacaron un campamento militar, del que robaron ocho rifles, y dañaron 10 fábricas y 115 vehículos, de acuerdo con el periódico.

 

Los trabajadores bloquearon con barricadas autopistas que conectan Dacca con el resto del país durante varias horas y las fuerzas del orden recurrieron a gases y porras para reabrir las carreteras.

'Tenemos que tomar acciones severas para restablecer el orden ante unos desafiantes trabajadores que no detendrán la violencia', ha asegurado un agente de la Policía de Gazipur.

'Es inaceptable el salario mínimo que ofrecen', dijo a Efe el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Textil de Bangladesh, Amirul Haq Amin.

Tras el derrumbe del edificio Raza Plaza el pasado abril, que causó 1.127 muertos en la peor tragedia industrial de Bangladesh, el Gobierno y multinacionales occidentales han tomado medidas para mejorar la situación laboral de los trabajadores.

El pasado julio el Parlamento bangladesí aprobó una enmienda a la ley laboral que permite a los trabajadores afiliarse a sindicatos y la creación de un fondo de ayuda a la calidad de vida de los empleados.

Además, ese mismo mes unas 70 marcas de ropa multinacionales firmaron un acuerdo para aumentar la supervisión y seguridad en las fábricas del ramo.

Pero el aumento del salario mínimo con efecto retroactivo desde el 1 de mayo, una promesa del Gobierno tras la tragedia de abril, sigue pendiente.

'Las negociaciones avanzan lentamente. Es una negociación a tres bandas entre el Gobierno, representantes de dueños de fábricas y trabajadores, por lo que el progreso es difícil', dijo Amin.

El sector textil ha experimentando un crecimiento exponencial en la última década en Bangladesh, supone actualmente el 79% de las exportaciones del país (21.520 millones de dólares) y cuenta con 5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores.

Los bajos costes de mano de obra y la inseguridad laboral, hacen que Bangladesh, un país con 160 millones de habitantes, sea el lugar más barato para producir grandes cantidades de ropa, de las cuales el 60% tiene como destino Europa, y un 23%, Estados Unidos.

 

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.