Público
Público

Al menos 30 peregrinos chiíes muertos y 98 heridos en tres atentados en Bagdad

Las víctimas se dirigían al santuario del imán Musa al Kazem, en el norte de Bagdad, al que se acuden miles de fieles en una peregrinación anual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres atentados han provocado la muerte de al menos 30 peregrinos chiíes y herido a otros 98 en el distrito de Al Kazemiya, al norte de Bagdad.

El ataque más mortífero se ha cobrado las vidas de 28 peregrinos y causado heridas a otros 63 al detonar un terrorista un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo. El ataque ha tenido lugar en el llamado puente de los imanes, donde se ubica el santuario chií del imán Musa al Kazem. 

Según fuentes policiales el atentado se ha producido a pesar de las extremas medidas de seguridad desplegadas. La peregrinación al santuario del séptimo de los doce imanes chiíes, que atrae cada años a miles de fieles, culminará mañana.

Por otro lado, al menos 16 personas resultaron heridas de diversa gravedad por el estallido de un artefacto al paso de otra caravana de peregrinos chiíes en la zona de Nuevo Bagdad, en el sureste de la capital. Otros cuatro fieles fueron heridos por la explosión de un artefacto en el área de Al Fadiliya, en el este de la ciudad.

En años anteriores, la peregrinación anual al santuario también ha sido objetivo de atentados que dejaron decenas de víctimas. En el 2008, 26 personas murieron y más de cien resultaron heridas por la explosión de los artefactos que escondían tres mujeres suicidas. En el 2005, más de un millar de personas murieron en una avalancha de peregrinos en el puente de los imanes, después de que corriera el rumor entre los fieles chiíes de que entre la multitud había alguien que portaba una bomba. El año pasado se cerró sin apenas actos violentos.

Según la tradición chií, Musa al Kazem falleció en el año 799 d.C., envenenado durante su reclusión en la cárcel  del califa Harun al Rachid (786-809 d.C.).

La pasada noche varias caravanas de peregrinos también sufrieron ataques con proyectiles de mortero, que causaron la muerte de seis fieles y heridas a otros 37.

Los atentados coinciden con la ola de ataques contra las fuerzas de seguridad en distintos puntos del país. El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, recordó el pasado día 4 la intención de replegar sus efectivos del país árabe de 140.000 a 50.000 a partir del próximo mes de agosto diecisiete.

La retirada se produce en cumplimiento del pacto de seguridad firmado en diciembre de 2008 entre Washington y Bagdad, que estipula la retirada total de los soldados para finales del 2011.