Público
Público

Al menos 36 muertos en distintos atentados en Irak

El mes pasado, 979 personas murieron en actos de violencia, lo que supone un aumento con respecto a agosto, cuando se registraron 804 fallecidos,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 36 personas han muerto este sábado en distintos atentados en Irak, entre ellas 20 que perdieron la vida por un ataque suicida contra peregrinos chiíes que se dirigían a la zona de Al Kazemiya, en Bagdad, según ha informado una fuente policial. La explosión en Al Kazemiya, barrio de mayoría chií, ha causado también 55 heridos, que han sido trasladados a hospitales para recibir tratamiento, según las fuentes, que no han descartado un aumento en el número de víctimas.

También en la capital, un civil ha muerto y otros diez han resultado heridos por el estallido de una bomba cerca de un café popular en un distrito del suroeste. Además, al menos diez personas han fallecido hoy y otras 35 han resultado heridas de diversa consideración por el estallido de un coche bomba cerca de otro café en la localidad de Balad, en la provincia de Salahedin, ubicada al norte de Bagdad.

Por otra parte, un grupo armado ha asesinado hoy a tiros a dos periodistas de una televisión iraquí mientras estaban trabajando en el centro de la ciudad de Mosul, unos 400 kilómetros al norte de Bagdad. Tres miembros de los llamados Consejos de Salvación (milicias suníes progubernamentales) han muerto y cuatro han sufrido heridas por el estallido de una bomba cerca de un puesto de control en el área de Al Yusefiya, unos 20 kilómetros al sur de la capital iraquí.

El terrorismo y la violencia sectaria han aumentado en Irak estos últimos meses, con ataques frecuentes contra las fuerzas de seguridad y la comunidad chií. El mes pasado, 979 personas murieron en actos de violencia, lo que supone un aumento con respecto a agosto, cuando se registraron 804 fallecidos, según la ONU. El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, dijo el pasado miércoles en un discurso que su país necesita respaldo internacional y regional para hacer frente a los sangrientos ataques terroristas.