Publicado: 22.02.2012 17:36 |Actualizado: 22.02.2012 17:36

Al menos 49 muertos y 600 heridos al descarrilar un tren en Buenos Aires

La máquina no consiguió frenar a su entrada en la estación de Once e impactó con uno de los andenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 49 personas han fallecido, uno de ellos menor de edad, y más de 600 han resultado heridas a primera hora de la mañana de hoy en la estación de Once en Buenos Aires, tras el choque de un tren con un andén.

El accidente, considerado el segundo más grave en la historia reciente argentina, ha ocurrido a primera hora de la mañana cuando el convoy, compuesto por ocho vagones que transportaba entre 800 y 1.000 pasajeros desde la localidad bonaerense de Moreno, no pudo frenar al llegar a la estación porteña de Once y ha impactado contra los topes del andén.

El mayor número de víctimas mortales se ha registrado en los primeros vagones del convoy, que se encajaron unos en otros, según versiones oficiales.

El mayor número de víctimas mortales se ha registrado en los primeros vagones del convoy"Hemos atendido más de 600 heridos", ha explicado Alberto Crescenti, del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), quien ha agregado que el grueso de las víctimas sufren paros respiratorios, traumatismos, fracturas y "todo lo que puedan imaginar de un accidente así". "Hay varios niños, algunos en estado delicado", ha admitido Crescenti.

Casi 200 personas ya han sido ingresadas en los hospitales de Ramos Mejía, Durand y Rivadavia.

Según informa el diario Clarín, los bomberos de la Policía Federal siguen trabajando intensamente para sacar gente de los vagones. Entre ellos, el maquinista quien fue rescatado con vida entre un amasijo de hierros y cuyo testimonio será clave para determinar las causas del siniestro.

Los periodistas del diario han podido comprobar in situ cómo se sacaban los cuerpos sin vida de muchas personas de los amasijos en los que ha quedado convertido el tren.

Casi cuatro horas después del accidente, personal del SAME, Bomberos y la Policía Federal siguen trabajando para rescatar a los pasajeros que quedaron atrapados dentro de los  primeros vagones del tren de TBA que chocó al llegar a Once. 

Daniel Russo, director de la Defensa Civil, ha calificado de "angustiante" la tarea de los bomberos para rescatar a los pasajeros que quedaron atrapados en los primeros vagones del convoy, al señalar que hay "cuerpos apilados". 

Un bombero rescata a un pasajero herido por el descarrilamiento de un tren en Buenos Aires. AP Photo

A la zona del accidente se han desplazado, según informan varios medios locales, el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, y el ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro. El propio Schiavi el tren entraba en la estación a "26 kilómetros por hora y al parecer tuvo algún fallo en su sistema de frenos".

"Está todo filmado, lo que facilitará la investigación", ha añadido el secretario de Transporte, quien ha acudido al lugar del accidente junto al ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro.

Si bien la situación se encuentra organizada y controlada, porque la gran mayoría de los pasajeros ya fueron asistidos y trasladados por orden de gravedad de sus lesiones a los hospitales de la zona, todavía se viven escenas de dramatismo en torno a la estación.

El hall de la estación se ha convertido en una sala de emergencias improvisada.

Se ha cortado el tránsito en las calles aledañas para instalar el operativo de emergencia. En el lugar del accidente siguen movilizadas más de 30 ambulancias, 25 unidades móviles de la Policía y 5 dotaciones de bomberos.

"El tren se ve que se quedó sin frenos y chocó. Viajaba de Moreno a Once. Me caí, se me cayó gente encima. Hay gente herida en mi vagón. Ahora están trabajando los bomberos", dijo una de las víctimas a radio Mitre.

Otro pasajero que viajaba de Morón a Once para ir a trabajar, contó a Clarín.com que se sintió un fuerte impacto y que la gente comenzó a caerse uno encima del otro, en medio de gritos de desesperación. 

El tren siniestrado, han denunciado dirigentes gremiales, pertenece a un conjunto de máquinas Toshiba importadas hace 40 o 50 años y que no han tenido la necesaria inversión para su mantenimiento.

"Venimos denunciando hace muchos años el estado del material rodante", ha agregado el sindicalista Rubén Sobrero, que no ha descartado que el siniestro pueda deberse a un fallo en los frenos de la formación, aunque ha adelantado que no hay todavía elementos para determinar las causas.

El accidente de hoy es la segunda tragedia ferroviaria más importante registrada en Argentina tras el ocurrido en la provincia de Buenos Aires en 1970, que causó 200 muertos.