Publicado: 31.10.2016 10:24 |Actualizado: 31.10.2016 11:41

Al menos 60 muertos en Yemen tras un ataque de la coalición árabe contra una cárcel 

En torno a 120 personas se encontraban detenidas en la prisión cuando se produjeron los bombardeos, principalmente condenados por delitos comunes o en detención preventiva.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen de la prisión bombardeada en Yemen. EFE/

Imagen de la prisión bombardeada en Yemen. EFE/

SANÁ.- Una serie de bombardeos de la coalición árabe contra un complejo de seguridad, controlado por los rebeldes hutíes en el oeste del Yemen, causó este domingo al menos 60 muertos, en su mayoría presos recluidos en esas instalaciones.

El complejo blanco de los ataques se ubica en la comarca de Al Zaidia, al norte del puerto de la ciudad de Al Hodeida, el único que sigue en manos de los insurgentes.



Según los datos proporcionados por el gobernador de Al Zaidia, Abderrahman al Mansab, los bombardeos efectuados en torno a la medianoche ocasionaron al menos 60 muertos y 38 heridos.

Al Mansab no descartó que aumente la cifra final de víctimas mortales debido a que hay heridos en estado grave y a que todavía hay cuerpos por recuperar entre los escombros.

"La situación en el presidio es trágica, muchos de los cuerpos están mutilados", manifestó en una conversación telefónica desde el lugar de los hechos. Los equipos de rescate trabajan a contrarreloj desde esta madrugada para sacar los cuerpos atrapados y buscar supervivientes entre la amplia destrucción.

Los tres ataques aéreos realizados por la coalición árabe, capitaneada por Arabia Saudí, destrozaron las instalaciones de seguridad, incluida la prisión de Mulhaq.

Uno de los proyectiles impactó en el techo del pabellón de los presos, precisó Al Mansab, quien indicó que por ello gran parte de las víctimas son reclusos, aunque también figuran rebeldes hutíes.

Al menos 120 personas se encontraban detenidas en la cárcel cuando se produjeron los bombardeos, principalmente condenados por delitos comunes o en detención preventiva. También hay algunos encarcelados por ser considerados contrarios a los hutíes, según explicó un residente de la zona, Abdelyabar Ali.

Al Zaidia está ubicada en el acceso norte de Al Hodeida, en una ruta estratégica que une el puerto con el paso fronterizo de Hard, con Arabia Saudí y en el extremo noroeste del país.

Esta agresión se produce un día después de que el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, que cuenta con el apoyo de la coalición árabe, mostrara su total rechazo a la nueva iniciativa de paz de la ONU.

El texto de la ONU propone que una vez que las partes en conflicto firmaran el acuerdo de paz, el actual vicepresidente, el general Ali al Ahmar, debería dimitir y Hadi designaría a un nuevo vicepresidente de consenso, al que le entregaría el poder.

"Las ideas que se presentan bajo el nombre de hoja de ruta, no ofrecen otra cosa que las semillas de la guerra", aseguró Hadi en un comunicado, pese a que el plan también estipula la retirada de los hutíes de la capital Saná para que se forme allí un gobierno de unidad nacional.

La guerra en el Yemen se recrudeció en marzo de 2015, cuando la coalición militar integrada por países de mayoría suní intervino directamente a favor del presidente Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional, y contra de los hutíes, de credo chií.

La alianza árabe, que ha bombardeado desde entonces zonas residenciales, hospitales y escuelas, es la causante de la mayor parte de las miles de víctimas civiles en el conflicto, según la ONU y organizaciones de derechos humanos.

España es uno de los países que ha contribuido a armar a Arabia Saudí. Es el país musulmán al que España vendió más material de defensa en 2015 y las relaciones entre ambos países han sido trabajadas en los últimos años. Según relata La Marea, delegaciones ministeriales españolas, encabezadas por el rey emérito Juan Carlos I, han hecho viajado frecuentemente a Arabia Saudí. De hecho, el país musulmán, considera a España como "un socio preferente".