Público
Público

Al menos 73 muertos en la capital de Kenia

La tragedia tuvo lugar a las afueras de Nairobi, tras la explosión de un oleoducto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 76 personas han fallecido tras la explosión de un oleoducto que atravesaba la barriada chabolista de Sinai, al sureste de Nairobi, según ha informado el responsable de comunicación de Cruz Roja Kenia, Jarvis Sundays.

Sundays ha asegurado que, hasta ahora, se han recuperado 76 cadáveres calcinados, aunque ha indicado que podrían encontrarse más en el río cercano al lugar del suceso, al que varios cuerpos pudieron caer tras la explosión, por lo que no descartó que la cifra pudiera aumentar. Las labores de rescate continuarán mañana desde las 06.00, hora local (03.00 GMT), después de que se hayan suspendido al anochecer.

Según el diputado Johnson Muthama, presente en el lugar del suceso, la explosión se produjo cuando varias personas de la favela de Sinai detectaron una fuga en el oleoducto y se apresuraron a recoger combustible, aunque ha reconocido que desconocen el origen del fuego que carbonizó la zona. Tampoco la Policía ha podido esclarecer cómo entraron en contacto el fuego y el combustible.

Muthama ha achacado lo sucedido a las condiciones de pobreza padecidas en la zona. 'El Gobierno no debería diseñar una tubería con combustible que atraviese un barrio pobre, porque la gente de aquí hará lo que sea por conseguirlo', ha sostenido el parlamentario keniano, que ha explicado que la explosión fue tan fuerte que incluso 'arrancó los árboles de la zona'.

Fuentes del Hospital Kenyatta de Nairobi han comunicado que, hasta el momento, permanecen en el centro 82 heridos que, con quemaduras de diversa consideración, 'tardarán en recuperarse entre una semana y un mes'. La prensa local ha informado de que varias decenas más han sido trasladados a distintos hospitales de la ciudad.

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, y el primer ministro, Raila Odinga, han visitado a las víctimas ingresadas en el Hospital Kenyatta, mientras que el vicepresidente, Kalonzo Musyoka, se ha desplazado al lugar de la tragedia, rodeado de fuertes medidas de seguridad.

No es la primera vez que se da un suceso de este tipo en Kenia. En 2009, más de un centenar de personas murieron tras la explosión de un camión cisterna.