Publicado: 13.11.2016 19:17 |Actualizado: 13.11.2016 19:40

Al menos dos muertos en el terremoto de Nueva Zelanda

Alcanzó 7,8 grados de la escala Richter y provocó un tsunami con olas de cinco metros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

SIDNEY (AUSTRALIA).- Al menos dos personas han muerto durante el terremoto que ha sacudido este domingo Nueva Zelanda, según ha confirmado el primer ministro del país, John Key.

Una de las víctimas habría muerto de un ataque al corazón y la otra murió dentro una histórica granja de Kaikoura, en la isla Sur de Nueva Zelanda, cuando el edificio se derrumbó sobre ella.

El temblor alcanzó 7,8 grados de magnitud en la escala Ritcher, seguido de varias réplicas. Horas depsués, un tsunami golpeó la costa este de Nueva Zelanda, con olas de hasta 5 metros de altura.

El terremoto comenzó a las 23.02 hora local (11.02 GMT) del domingo en la Isla Sur y su hipocentro se localizó a 23 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo. En las horas siguientes se produjeron numerosas réplicas, algunas superiores a los 6 grados de magnitud.

Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía y registra unos 14.000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos.



Se activó el sistema de alerta temprana

"La gente en la costa este (incluyendo las islas Chatham) cerca del epicentro puede esperar olas de 3-5 metros. Muévanse hacia zonas elevadas", advirtió el Ministerio de Defensa Civil y Gestión de Desastres neozelandés en su cuenta de Twitter.

Numerosas zonas en la costa, sobre todo en la parte nororiental de la Isla Sur, tuvieron que ser evacuadas debido a las olas que se esperaban de hasta 5 metros.

El sistema de alerta temprana se activó en el país, de tal manera que la radio y los carteles de autopistas alertaban de la inminencia de un tsunami, al igual que las redes sociales y la información que se difundía por Periscope.

El 22 de febrero de 2011, al menos 185 personas murieron en un seísmo de magnitud 6,3 que sacudió la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur, y causó daños en 30.000 edificios

Según los medios locales, se produjeron cortes de electricidad y los servicios de emergencia acudieron a rescatar a algunas personas en helicóptero.

El ministro de Defensa Civil, Gerry Brownlee, afirmó que hay un número de heridos debido al terremoto, pero que aún no se tienen detalles sobre su número y la gravedad de su estado.

Brownlee aseveró que ha estado informando por la noche al primer ministro, John Key, y que no ha sido necesario declarar el estado de emergencia.

El ministerio recomendó a los habitantes de la costa este del país que se desplacen "hacia zonas elevadas o lo más posible tierra adentro", así como que suban a los pisos superiores de los edificios o incluso a los árboles.

"Escuchen la radio y sigan las instrucciones de los servicios de emergencia", añadió el mensaje de alerta.

En las primeras fotos en la prensa local podían observarse daños en el interior de algunas viviendas, escaparates rotos o numerosas botellas de vino rotas en una tienda en Wellington.

Los servicios de emergencia están evaluando los daños del terremoto, que afectó algunas casas en la localidad de Cheviot, cerca del epicentro, según el portal del diario New Zealand Herald.

Un conductor resultó herido cuando su vehículo se accidentó debido a un boquete causado por el seísmo en una carretera cercana a Cheviot.

Marie Black, la vicealcalde de Hurunui, en la Isla Sur, afirmó que hay informes de daños leves en edificios en la región, mientras que la autovía número 7 tuvo que ser clausurada debido a los daños causados.

"Sentí varias réplicas, que fueron muy tensas", aseveró Black, según el "New Zealand Herald".