Publicado: 20.07.2014 17:58 |Actualizado: 20.07.2014 17:58

Al menos trece soldados israelíes muertos en combates nocturnos en Shahaiya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hacía muchos años que el Ejército israelí no tenía tantas bajas en un solo día. Al menos trece militares israelíes, entre ellos al parecer dos altos mandos de la brigada Golani, murieron en los combates que tuvieron lugar la pasada madrugada en el barrio de Shahaiya, al este de Gaza capital.

La información, que aún no ha sido difundida oficialmente en Israel, donde es costumbre informar antes a las familias de las víctimas, fue confirmada a la agencia Efe por fuentes oficiales.

"El comandante de Golani - herido - reemplazado; el comandante de la Compañía de patrulla de Golani - herido, perdón muerto - reemplazado; su lugarteniente - muerto - reemplazado. En total 14 muertos y alrededor de 40 heridos. Hemos sacudido el polvo, seguimos combatiendo", dice un telegráfico segmento de audio al que ha tenido acceso Efe.

La grabación da cuenta presuntamente de las comunicaciones por radio, la pasada madrugada, entre la fuerza militar israelí en Gaza y la sala de guerra.

Fuentes oficiales confirmaron a Efe que los soldados muertos son trece y no catorce, y que la información no ha sido publicada aún porque no se ha terminado de informar a las familias de los fallecidos.

Esas misma fuentes militares explicaron que los milicianos de Hamás tendieron al parecer una "trampa" al Ejército, atrayéndolos hacia Shahaiya y posteriormente rodeándolos.

Otras fuentes contaron que al una menos parte de las víctimas fueron blanco de un moderno cohete antitanque disparado contra su vehículo blindado.

Desde esta mañana, el Ejército israelí, que ha bombardeado ese barrio por tierra, mar y aire en las últimas horas, solo ha confirmado -sin mencionar los trece o catorce muertos- que el comandante de la brigada resultó herido y fue trasladado al hospital de Beer Sheva.

Los ataques en esa zona densamente poblada han dejado al menos 62 palestinos muertos y unos 400 heridos, según fuentes en Gaza, lo que ha desatado una dura crítica internacional contra Israel. Pero las autoridades de este país siguen negando la realidad: "Por lo visto no ha habido una masacre. Lo que ha habido combates muy duros con los de Hamás", señalaron fuentes oficiales del Gobierno israelí.

Sin embargo, ni las bajas, ni los muertos ni la condena internacional frenan a Israel. Su Primer Ministro, Benjamin Netanyahu, declaró este mismo domingo que Israel hará "lo que sea necesario para restaurar la calma en Gaza". Traducido: la ofensiva israelí va a continuar.

Y el mundo poco puede hacer: Israel cuenta con el apoyo de Estados Unidos. John Kerry, secretario de Estado del Gobierno de Barack Obama, dijo este domingo que "Israel tiene derecho a defenderse" de los cohetes de Hamás y de los ataques desde los túneles subterráneos.