Público
Público

Al Yazira da una voz propia a la rebelión árabe

La cadena ha tenido un papel decisivo en la difusión de las protestas en Túnez y en Egipto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando las protestas en Túnez sólo merecían un elocuente silencio en muchas televisiones europeas, Al Yazira era ya el altavoz de los tunecinos que plantaban cara a la dictadura. De nada le sirvió al dictador Ben Alí haber cerrado la delegación de la cadena en 2006. Su corresponsal, Lotfi Hajji, siguió informando.

El canal qatarí fue el primero que emitió las imágenes del suicidio a lo bonzo del joven desempleado Mohamed Buazizi, el 17 de diciembre, cuyo acto desesperado desencadenó las protestas. Después, Al Yazira empezó a difundir los vídeos de las manifestaciones grabados por los ciudadanos con sus móviles. El canal no sólo emitía las imágenes; también informaba en tiempo real a través de Twitter y Facebook

Mohamed Krichen es un popular presentador tunecino de Al Yazira. En el estudio que la cadena ha montado en un céntrico hotel de la capital, días después de la huida del autócrata, Krichen explica que, 'Al Yazira se percató, desde el inicio, de que esta revuelta era algo que escapaba al control del régimen, sobre todo en las áreas rurales'.

'La gente había roto la censura y nosotros descubrimos todo ese material que habían colgado en internet. La cadena tomó entonces la decisión de primar la información y emitir los vídeos a pesar de su pésima calidad', recalca Krichen.

La cadena emitió los vídeos caseros que documentaban la represión

Una cobertura para la que, una vez derrocado el dictador, la televisión árabe desplazó al país a más de 40 profesionales, entre periodistas y técnicos.

Los tunecinos han devuelto con creces este interés. Pocos son los cafés y restaurantes que no tienen sintonizado, con el sonido a todo volumen, el canal de noticias en árabe de Al Yazira. No olvidan que el primer debate televisado en la historia del país con representantes de toda la oposición fue organizado por esta cadena, unos días después del final del régimen de Ben Alí.

Si la sociedad civil tunecina tiene en alta estima el papel que ha desempeñado la televisión qatarí en la difusión de las protestas, no sucede lo mismo con ciertos sectores del Gobierno de transición. Incluso el mediático Slim Amamou, el bloguero recién nombrado secretario de Estado de Juventud y Deportes, acusa a Al Yazira de 'coger informaciones falsas de internet' y de 'desinformar', asegura a Público.

Para Mohamed Krichen, el presentador de la cadena, este tipo de críticas se basan en que la televisión 'abre sus micrófonos a todas las opiniones y a menudo se confunde lo que dice la gente en pantalla con la línea editorial del medio'.

Algo similar a lo que ha sucedido con Estados Unidos. Desde su fundación en 1996, las autoridades norteamericanas han acusado a Al Yazira de ser una correa de transmisión del terrorismo. La razón es que el canal emitió una entrevista con Osama Bin Laden y además suele difundir los comunicados de Al Qaeda.

Washington llegó a bombardear las oficinas de la cadena en Kabul, en 2001, y en Bagdad, en 2003, matando a un empleado de la delegación iraquí del medio.

A Ben Alí y Mubarak no les ha valido cerrar las sedes del canal

Al Yazira ha sido además prohibida en Irak, Argelia, Marruecos, Túnez, Bahrein, y, desde el 30 de enero, en Egipto. Pero al régimen de Hosni Mubarak tampoco le ha valido cerrar la sede de la cadena ni detener a sus periodistas. Al Yazira ha seguido transmitiendo. Cuando ello no ha sido posible, sus profesionales han entrado en antena por teléfono.

Su exhaustiva cobertura en Túnez y en Egipto y el amplio seguimiento que su canal en inglés está teniendo en EEUU estos días a través de internet podrían dar a la cadena el pasaporte para emitir en territorio americano que lleva buscando en vano desde 2006.

Frente a las acusaciones de falta de objetividad que se le dirigen desde Occidente, Hugh Miles, autor de varios análisis sobre la televisión árabe, arguye en uno de ellos que Al Yazira 'no es más parcial de lo que puedan ser Fox News y CNN'. La diferencia estriba en que este medio de comunicación defiende el léxico y los puntos de vista unánimemente aceptados en las sociedades árabes, asegura Miles. Un ejemplo es cuando llama 'mártires' a los palestinos que mueren a manos israelíes.

Sin embargo, Al Yazira no tuvo reparos en revelar, a finales de enero, que la Autoridad Nacional Palestina ofreció buena parte de Jerusalén Este a Israel a cambio de paz en las negociaciones de 2008. Una revelación que tuvo como consecuencia el asalto de una turbamulta enfurecida a la sede de la televisión en Ramala.