Público
Público

Al Zauahiri hereda el trono de Bin Laden al frente de Al Qaeda

Había sido el número dos de la red terrorista y no cuenta con el apoyo de todas las células por su poca implicación con la yihad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ayman al Zauahiri ha heredado el trono de Osama Bin Laden al frente de Al Qaeda, un cirujano egipcio que durante años ha sido el lugarteniente del terrorista más buscado del mundo y cuya reputación no cuenta con todos los apoyos de las células y familias que nutren a la red terrorista, sobre todo en la Península Arábiga. Al Qaeda había nombrado líder interino el pasado mes de mayo al también egipcio Saif Al Adel, de 50 años.

'El liderazgo general del grupo Al Qaeda, después de una deliberación, anuncia que el jeque Ayman Zauahiri ha asumido la responsabilidad del mando del grupo', rezaba esta mañana un supuesto comunicado de la organización terrorista en la web islamista Ansar al-Mujahideen. Para The New York Times, su elección, desde el punto de vista de Al Qaeda, es el mejor tributo a 'la memoria de los mártires'.

Pero Al Zauahiri siempre ha estado a la sombra de Bin Laden y no tiene ni su hoja militar ni su carisma. Como promotor de la yihad, su trabajo se cuenta por fracasos y el más sonado fue precisamente en su propio país, Egipto, donde fracasó estrepitosamente cuando intentó reclutar a los Hermanos Musulmanes para la causa de la guerra santa.

El pasado 8 de junio Al Zauahiri emitió un comunicado en el que aseguraba que la muerte de Bin Laden no supondría el fin de la guerra contra EEUU.

Al Zauahiri y Bin Laden se conocieron en 1985 en Pesháwar, en la frontera afgano paquistaní, donde trabajaron para el traslado de 20.000 combatientes voluntarios árabes contra la ocupación soviética. De esa época data la fundación de Al Qaeda, creada para combatir el régimen pro soviético de Kabul.

En 1998 las acciones se formalizaron a través de una fatua firmada por ambos y se dio origen del Frente Islámico Mundial contra los 'cruzados' y a los 'judíos'. Ese mismo año Al Qaeda voló las embajadas de EEUU en Kenia y Tanzania, donde murieron 240 personas, y ahí comenzó la proyección global de la yihad.

Tras el 11-S pasó a ser el segundo terrorista más buscado del mundo y el 7 de octubre de 2001, apareció en un vídeo junto a Bin Laden en el que advertían al pueblo estadounidense de que el Gobierno les estaba 'llevando a una guerra que seguro perderá'.

En diciembre, los medios de comunicación árabes informaron de que su esposa y cuatro hijos habían muerto en un bombardeo estadounidense sobre la ciudad de Kandahar, en el que él mismo había resultado herido. Desde 2004, ha aparecido con frecuencia en vídeos y grabaciones sonoras, lo que ha servido para despejar los rumores sobre su muerte o su precario estado de salud.