Publicado: 22.02.2014 17:16 |Actualizado: 22.02.2014 17:16

Un alambre colocado por los opositores en Caracas degüella a un motorista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un trabajador de 29 años, Santiago Enrique Pedroza, es la última víctima mortal en el marco de las movilizaciones que mantiene la oposición venezolana en su intento de derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro. Santiago Enrique Pedroza, de 29 años, perdió la vida anoche en la urbanización Horizonte, en Caracas, cuando fue degollado por un alambre atravesada en una gran avenida de Caracas colocada por los manifestantes, según destaca el periódico venezolano El Universal.

El ministro de Interior y Justicia Rodríguez Torres aseguró que Pedroza era trabajador de un automercado, y "salió cansado de su trabajo, agarró su moto" y no vio el alambre en la oscuridad, "que colocaron estos asesinos lo degolló en el sitio". "Es uno de los hechos más detestables, más repudiables, no hay manera de caracterizar este hecho, por lo repudiable, por la señal de violencia extrema que dan estos sectores", dijo el propio ministro.

Explicó que "unos caballeros de estos que estaban haciendo una protesta en la avenida Rómulo Gallegos, una de estas famosas guarimbas" colocaron el alambre en un poste de la acera y lo amarraron en el otro extremo de la avenida.

Los alcaldes opositores del área metropolitana de Caracas protestan por la violencia de los manifestantes

De esta forma, el ministro destacó que este joven "no tiene nada que ver con la locura que han desatado estos asesinos fascistas de la extrema derecha venezolana". Y también destacó que "los asesinos que colocaron esa guaya ahí con la obvia intención de causar muerte, de causar daños a los seres humanos que pasaran por ese sitio, tienen que ir presos, tienen que pagar la máxima condena que pueda aplicarles la ley por semejante atrocidad".

Según destaca la Agencia Venezolana de Noticias, los propios alcaldes opositores de municipios del área metropolitana de Caracas se están quejando de los destrozos y cierres de vías que cada día y, desde hace más de una semana, realizan grupos violentos en perjuicio de los ciudadanos que viven o deben transitar por el este de la capital. 

El ministro realizó un llamado al alcalde Carlos Ocariz y al gobernador Henrique Capriles a que asuma sus responsabilidades y liderazgos en el municipio Sucre y el estado Miranda, respectivamente, pues "se han hecho indiferentes de la violencia en la calle, se hacen los locos" y "después dicen: 'es que no los controlamos'". Expresó que espera ver reseñado este hecho en medios como CNN y el diario opositor El Nacional sin mentir ni manipular la información. Rodríguez Torres reiteró que los esfuerzos de las autoridades están orientados a "buscar y capturar a los responsables de esta barbarie".