Público
Público

Un alcalde de EEUU ve ilegal un contrato que firmó cuando iba ebrio

El regidor de Sunland Park (Nuevo México, EEUU) comprometió un millón de dólares con una constructora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los peligros de cogerse una melopea es no medir lo que se hace cuando se está en estado ebrio. Bien lo sabe Martin Resndiz, alcalde de la localidad de Sunland Park (Nuevo México, EEUU), quien no pudo escoger peor día para emborracharse que aquel en el que firmó unos contratos por valor de un millón de dólares con una constructora californiana sin darse cuenta de qué firmaba.

'Fue después de dos o tres horas bebiendo', ha explicado Resendiz a varios medios estadounidenses sobre su fatal error, ocurrido en 2009. 'No es el mejor momento para hacer negocios', añade el regidor, quien no cree 'legal' el contrato que firmó.

'Fue tras dos o tres horas bebiendo y no sabía lo que estaba firmando'

'Eran pasadas las 5 de la tarde cuando firmé los contratos y no sabía lo que estaba firmando', relata Resendiz, que tuvo que ser trasladado a su casa por su hermana debido al estado en el que se encontraba.

De hecho, el alcalde se justifica asegurando que confió en los representantes de la constructora, con la que ya había realizado negocios en anteriores ocasiones. Aún así, ha admitido que no leyó el documento que firmó y que tampoco recuerda quién pagó la comida de negocios. 'No podría decirlo', ha reconocido. 

El alcalde considera ilegales los papeles que firmó ebrio 

Ahora los responsables legales de la ciudad buscan anular estos contratos por considerar que, pese al comportamiento del alcalde, no son válidos al no estar aprobados por el Consejo de la ciudad. 

'Si tengo que firmar algo y estoy borracho, no sé lo que firmo y eso está mal', dice uno de los habitantes de Sunland Park. 'Eso no es ser un líder, porque es crear un problema a la gente que estás tratando de representar', añade otro.