Público
Público

Sadid Khan El alcalde de Londres afirma que el Gobierno británico debería cancelar la visita de Trump

"No creo que debamos extender la alfombra roja al presidente de Estados Unidos cuando sus políticas van en contra de todo lo que defendemos", afirma Sadi Kahn, harto de las críticas del presidente estadounidense, quien calificó de "patética excusa" las llamadas a la calma del regidor londinense tras los atentados del sábado.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:

Donald Trump y Sadid Kahn mantienen una agria polémica. | REUTERS

El alcalde de Londres, el laborista y musulmán Sadiq Khan, respondió en la noche del lunes a las críticas de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, con el que en estos dos últimos días ha mantenido un enfrentamiento a través de los medios de comunicación y de las redes sociales. 

En declaraciones a Channel 4, Kahn afirmó que el Gobierno británico debería cancelar la próxima visita de Estado del Trump al Reino Unido prevista para el próximo mes de octubre. "No creo que debamos extender la alfombra roja al presidente de Estados Unidos cuando sus políticas van en contra de todo lo que defendemos", dijo en la entrevista.

El alcalde londinense reaccionaba así a un nuevo ataque del presidente estadounidense, quien el lunes por la tarde calificó de "patética excusa" las declaraciones de Sadiq Khan por pedir a sus conciudadanos que mantuvieran la calma tras el atentado del sábado, en el que murieron siete personas.

"Patética excusa del alcalde de Londres Sadiq Khan que tuvo que pensar rápido en su declaración de 'no hay razón para alarmarse'. MSM [los principales medios de comunicación] están trabajando duro para vender esto", escribió Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Como ya hizo el domingo, Trump volvió a arremeter contra el alcalde de Londres por decir que "no hay razón para alarmarse" tras un ataque, algo que sacó del contexto en que se dijo.

El presidente estadounidense se refería a unas declaraciones de Khan sobre los atentados del puente de Londres y Borough Market de la noche de sábado en las que decía que la ciudad estaba de luto y aseguraba que el terrorismo "no va a ganar".

Khan pidió que el terrorismo no se imponga y que no se extienda el miedo entre los londinenses a pocos días de las elecciones generales en el Reino Unido.

"Los londinenses verán un aumento de la presencia policial en los próximos días. No hay razón para alarmarse", dijo el alcalde en la declaración que Trump sacó de contexto.

Trump insistió en este asunto a pesar de las numerosas críticas de que es objeto por los comentarios que pronunció el domingo contra el alcalde y por haber aprovechado el atentado para insistir en la necesidad de que se apruebe su veto migratorio contra los ciudadanos de varios países musulmanes.

Una portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró hoy que Trump "no estaba tratando en absoluto de empezar una pelea con el alcalde de Londres", e insistió en que, independientemente del contexto en que éste hiciera sus declaraciones, lo importante es "que sí hay una razón para estar alarmados".

"Tenemos que empezar a elevar la seguridad nacional y global a su punto más álgido de la historia", aseguró Sanders durante su conferencia de prensa diaria.

La portavoz negó que las críticas de Trump a Khan tuvieran algo que ver con su fe musulmana, y dijo que sugerir eso es "completamente ridículo".

Críticas del propio embajador

Uno de los que han criticado a Trump por el episodio es el propio embajador en funciones de Estados Unidos en Reino Unido, Lewis Lukens, quien el domingo defendió al regidor londinense con un contundente mensaje: "Quiero elogiar el fuerte liderazgo del alcalde de Londres, que guía a la ciudad hacia adelante tras este despreciable ataque".

Por nombramiento del expresidente Barack Obama, Lukens ejerció como embajador de Estados Unidos en Senegal y Guinea Bissau entre 2011 y 2014 para luego ser "número dos" en la embajada de Reino Unido, donde en enero de este año pasó a ser el embajador ante la falta de un reemplazo elegido por el Gobierno de Trump.