Publicado: 10.11.2016 12:02 |Actualizado: 10.11.2016 14:55

Alemania advierte, tras el triunfo de Trump, de que el populismo no sólo está presente en EEUU

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, advierte en un artículo titulado "¿Por qué encuentran eco las mentiras?" que las corrientes populistas también amenaza Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble. - REUTERS

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble. - REUTERS

BERLÍN.- El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, advierte en un artículo publicado hoy en el diario "Bild" en las páginas dedicadas al triunfo de Donald Trump que el peligro populista es algo que no es exclusivo de EEUU y que también amenaza Europa.

"¿Por qué encuentran eco las mentiras?", es el título del artículo en el que Schäuble analiza los caldos de cultivo que hacen posible el éxito de demagogos populistas y la manera de operar que tienen.



"El populismo demagógico no sólo es un problema de EEUU. También en otros lugares del mundo occidental el estado del debate político es preocupante", dice el ministro. El surgimiento del populismo suele tener sus raíces en problemas económicos reales pero lo novedoso, según el ministro alemán, es el surgimiento de "burbujas de opinión que con frecuencia están completamente separadas de la realidad".

Eso se observa especialmente en internet donde, según Schäuble, los demagogos difunden "una peligrosa mezcla de teorías sobre presuntas conspiraciones y desprecio a las élites". "Da igual que las afirmaciones sean verdad o no, lo importante es que generen el suficiente grado de indignación", dice Schäuble.

Hay que preguntarse por las razones que llevan a que "soluciones simplistas y hasta mentiras evidentes" logren seguidores

Lo primero que hay que hacer ante ello, según el ministro, es preguntarse con autocrítica por las razones que llevan a que "soluciones simplistas y hasta mentiras evidentes" logren seguidores. "Parte de ello se debe a que nuestras discusiones y nuestros procesos de decisión son difíciles de seguir, a que los muchos detalles de nuestras reglas no dejan ver la sustancia de las mismas y que las élites políticas, económicas y sociales no siempre causan la mejor impresión", escribe.

"Tenemos que resolver los problemas reales y podemos resolverlos. Eso no siempre es rápido. Lo saben los funcionarios municipales, los alcaldes y los diputados que cada día buscan soluciones. Pero puede hacerse paso a paso", dice Schäuble.

Pero, además, según el ministro, se requiere que la sociedad "mantenga la sensatez" para lo cual pide un pacto entre todos los que participan en los debates públicos, desde el parlamento hasta los que escriben comentarios rápidos en las redes sociales pasando por los medios de comunicación. En ese pacto, para Schäuble, es clave el aceptar la complejidad del mundo del siglo XXI.

"Sin la disposición a admitir la complejidad del mundo del siglo XXI no funciona nada. Las simplificaciones tienen un límite. Hay una gran variedad de intereses legítimos y de perspectivas. Nadie tiene la sabiduría absoluta y todos tienen que estar dispuestos a aprender", dice. "Si nos mantenemos abiertos a las perspectivas de los otros y a la posibilidad de cambiar de posturas el populismo demagógico tendrá las cosas difíciles", agrega.

lea también...