Publicado: 01.07.2014 16:51 |Actualizado: 01.07.2014 16:51

Alemania defiende a Juncker de las acusaciones de alcoholismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, defendió vehementemente al candidato a la presidencia de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de las acusaciones publicadas en medios británicos y las sugerencias de un colega de la Unión Europea (UE) sobre unos supuestos problemas de alcoholismo.

La semana pasada los líderes de la UE confirmaron a Juncker como su candidato al puesto en la Comisión, tras una feroz campaña de Reino Unido por evitar que el primer ministro de Luxemburgo se asegure el máximo puesto en el bloque regional. Un periódico británico citó a una fuente anónima diciendo que Juncker, por mucho tiempo jefe del foro de ministros de Finanzas de la zona euro, denominado Eurogrupo, tomaba coñac en el desayuno.

"He sido miembro del Eurogrupo desde finales de 2009 y nunca he visto, ni durante la tarde o la noche, ni a la mañana temprano ni tras largas sesiones nocturnas, que nadie, tampoco Jean-Claude Juncker, estuviera alcoholizado", dijo Schäuble en la asociación de periodistas extranjeros en Berlín. "Nunca diría que Jean-Claude Juncker es abstemio. Yo también bebo a veces, incluso en encuentros del Eurogrupo, donde puede pasar que tome una copa de vino con la cena. Entonces él toma cerveza. Pero nunca lo he visto borracho", dijo Schaeuble.

El sucesor de Juncker como presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, dijo en enero a un programa de televisión de su país que Juncker fumaba y bebía mucho durante los encuentros. Juncker ha negado tener problemas con el alcohol. "Hasta donde sé, Jeroen Dijsselbloem, quien es un buen presidente del Eurogrupo, ha manifestado su arrepentimiento porque se haya interpretado eso", dijo Schaeuble.

Juncker, de 59 años, se presentará ante el Parlamento Europeo para su voto de confirmación el 16 de julio, cuando se supone que obtendrá una mayoría de adeptos entre los legisladores de centroderecha y centroizquierda. Schaeubledijo que creía que Juncker sería un jefe de la Comisión Europea "muy competente".