Público
Público

Alemania detiene a un guardia del campo de exterminio de Auschwitz

El arresto de Hans Lipschis, de 93 años, es el primero que se produce en el marco de las nuevas investigaciones emprendidas por las autoridades alemanas sobre el medio centenar de guardias de Auschwitz que aún siguen vivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de Stuttgart (suroeste de Alemania) anunció hoy la detención de un antiguo guardia del campo de exterminio nazi deAuschwitz, de 93 años, por su presunta complicidad en las muertes de los allí confinados.

El detenido, Hans Lipschis, un lituano que lleva residiendo en Alemania desde hace tres décadas, ha quedado bajo custodia de las autoridades en la ciudad de Aalen, según la fiscalía porque existen 'pruebas convincentes' de su vinculación con asesinatos, ha informado la radiotelevisión pública británica BBC. Y es que la Oficina Central Investigadora de los Crímenes del Nacionalsocialismo en Alemania ha obtenido en el último año dos importantes indicios en su contra, por lo que se encuentra preparando ya una acusación formal contra él.

Lipschis ha admitido que sirvió para las SS en Auschwitz, pero ha defendido que trabajaba como cocinero y no participaba en las ejecuciones. Según la información difundida en varios medios, el arrestado pertenecía a la división de las tropas de asalto SS destinada a la vigilancia de los campos de concentración y exterminio nazis. Sin embargo, el Centro Simon Wiesenthal lo incluyó el mes pasado en el número cuatro de la lista de fugitivos nazis más buscados. La organización también acusa al ahora detenido de participar en la masacre o persecución de inocentes, principalmente judíos, entre los años 1941 y 1945. 

Lipschis residió en Estados Unidos hasta que se descubrió su pasado nazi

En 1956, el arrestado emigró a Estados Unidos, en donde trabajó en una empresa que fabricaba guitarras hasta que en 1982 le fue denegado el permiso de residencia tras descubrirse su pasado nazi. A continuación se trasladó a Aalen (suroeste de Alemania) en donde ha residido hasta la fecha.

El arresto de Lipschis es el primero que se produce en el marco de las nuevas investigaciones emprendidas por las autoridades alemanas sobre el medio centenar de guardias de Auschwitz que aún siguen vivos. Este organismo quiere seguir en este procedimiento el modelo del proceso judicial seguido entre 2010 y 2011 contra el ucraniano John Demjanjuk.

Según los historiadores, en el campo de exterminio de Auschwitz fueron asesinados unos dos millones de personas, en su mayoría judíos.