Público
Público

"Alemania no ha sido un factor predecible desde hace varios años"

El octogenario alemán ha censurado la actitud del gobierno de su partido ante el rescate de la UE a Grecia o la pérdida de influencia con EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex canciller alemán Helmut Kohl, uno de los principales impulsores de la integración europea en los años 90 y canciller desde el año 1982 hasta 1998, ha realizado un inusual ataque público a la política exterior de Angela Merkel, diciendo que carece de dirección y corre el riesgo de minar la influencia alemana.

'Alemania no ha sido un factor predecible desde hace varios años - en casa o el exterior', ha dicho Kohl, mentor político de Merkel en la Unión Democristiana (CDU), en una entrevista concedida al diario Internationale Politik.

Sobre la situación actual de la Unión Europea, Kohl ha afirmado que la UE tenía que haber respaldado a Grecia en la crisis de deuda, aunque también ha afirmado que él no hubiera aceptado su incorporación a la Eurozona. 

 'Debemos regresar urgentemente a nuestra anterior fiabilidad'

El octogenario también ha criticado la decisión alemana de abstenerse en la votación del Consejo de Seguridad de la ONU que autorizó una acción militar para crear una zona de exclusión aérea en Libia este año. Además, ha sugerido que Alemania está perdiendo influencia con Estados Unidos, diciendo que nunca hubiera soñado con que un presidente estadounidense visitara Europa y no parara en Alemania.

'Debemos tener cuidado de no echarlo todo por la borda. Debemos regresar urgentemente a nuestra anterior fiabilidad' ha apostillado Kohl.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha respondido a las críticas alabando los logros de Kohl en la reunificación de Alemania y en la integración europea en una respuesta en el Sueddeutsche Zeitung.

'Cada momento tiene sus demandas específicas. El Gobierno cristiano-liberal está trabajando para dominar decididamente los retos de nuestro tiempo junto con nuestros socios en Europa y el mundo', ha dicho Merkel, según ha recogido el mencionado diario.

No son las primeras críticas que recibe Merkel desde sus propias filas. El presidente alemán, Christian Wulff, también de la CDU, ha cuestionado recientemente la legalidad del programa de compra de bonos del Banco Central Europeo, una decisión que ha contado con la aprobación tácita de varios gobiernos europeos, entre ellos el alemán. Además, la canciller tiene otro frente interno en el tribunal constitucional alemán, que decidirá el 7 de septiembre si es legal el rescate a Grecia.

A todo ello, se suma la grave crisis de la coalición de centroderecha. La coalición afronta cada vez más divisiones por su gestión de la crisis de deuda de la eurozona y las encuestas muestran un descenso en la intención de voto.