Público
Público

Alemania reconoce al Consejo rebelde de Libia

"No somos neutrales", asegura el ministro de Exteriores en Bengasi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los rebeldes libios recibieron otro importante espaldarazo. Alemania, país que se ha negado a participar en la ofensiva bélica de la OTAN contra las fuerzas de Muamar Gadafi, reconoció, en cambio, al Consejo Nacional Transicional rebelde (CNT) 'como representante legítimo del pueblo libio'. Lo dijo el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, en una visita sorpresa a Bengasi, capital de la insurgencia.

'Compartimos el mismo objetivo: una Libia sin Gadafi', declaró el jefe de la diplomacia alemana en una conferencia de prensa, tras reunirse con miembros del CNT.  Westerwelle justificó en Bengasi la decisión de su Gobierno de abstenerse de la misión de la OTAN: 'Creemos que el coronel Gadafi ha perdido toda la legitimidad para hablar en nombre de la población libia, pero el hecho de que no participemos en la intervención no significa que seamos neutrales'.

El vicepresidente del CNT,  Abdel Hafiz Ghoga, agradeció el reconocimiento alemán, que se suma al de España, Francia, Italia, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, entre otros países. 'Es un gran paso y lo apreciamos', dijo Ghoga.

Clinton continuó la batalla diplomática contra Gadafi en Addis Abeba

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, continuó la batalla diplomática contra Gadafi en Addis Abeba. Durante su comparecencia en el pleno de la Unión Africana, Clinton pidió a los líderes presentes que den la espalda al dictador libio, cierren sus embajadas en Trípoli y creen lazos con el CNT en Bengasi. Además, advirtió que las revueltas populares pueden llegar a otros países con regímenes dictatoriales si no se ponen en marcha reformas urgentes. 'El statu quo se ha roto y las viejas formas de gobernar ya no son aceptables', subrayó Clinton.

Además de la presión diplomática, la OTAN sigue bombardeando objetivos militares estratégicos, sobre todo en la capital y el oeste de Libia. Aún así, el avance de los rebeldes es muy lento.  Las tropas de Gadafi intensificaron los ataques en Zawiyah, a sólo 50 kilómetros de Trípoli, en Misurata y en Zintan, cerca de la frontera con Túnez. Esta última 'sufrió el peor bombardeo en semanas', según un portavoz rebelde. Nueve personas murieron y decenas resultaron heridas, informó.