Público
Público

Alemania registra más de mil denuncias de abusos a menores

Desde que el Gobierno alemán abrió la línea de atención a las víctimas el pasado 28 de mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Escándalo en Alemania después de que la responsable del Gobierno alemán encargada de estudiar los casos de abusos sexuales, Christine Bergmann, desvelara que lleva contabilizadas más de mil denuncias desde que se abrió la línea de atención a las víctimas el pasado 28 de mayo.

El 90% sufrió abusos sexuales reiterados, el 60% jamás denunció

En dos terceras partes de los casos los abusos tuvieron lugar en instituciones y la mitad de estos últimos en centros religiosos, casi todos católicos, según un comunicado difundido este martes con el primer balance de Bergmann. El informe señala además que una tercera parte de los denunciantes ha sufrido abusos sexuales en el seno de su familia o círculo de amistades.

Más del 60% de las personas que se han dirigido a la oficina de Bergmann nunca se habían atrevido a contar lo que les ocurría y casi el 90% sufrió reiterados abusos sexuales. Los varones tuvieron con frecuencia problemas en su educación y relaciones personales, ya que les era imposible en muchos casos alcanzar una relación de confianza. Las mujeres comentaron que sus relaciones funcionaron bien mientras contaban con compromisos familiares, pero resurgían los recuerdos reprimidos durante años.

Las víctimas exigen que se hagan públicos los nombres de los abusadores

El informe señala los chicos fueron objeto de abusos sexuales con mayor frecuencia en centros religiosos, mientras las chicas sufrieron esos abusos generalmente en centros terapéuticos. En cuanto a los abusos en el seno familiar o su entorno, destaca que los casos en los que la víctima era una niña duplican a los de los niños.

Todas las víctimas que han acudido hasta ahora a la línea telefónica de asistencia o el contacto por Internet exigen que se hagan públicos los nombres de las personas que abusaron de los menores y que se reconozcan las injusticias cometidas.

'Cada grito de socorro de los afectados, cada experiencia de sus allegados, ayuda hoy y en el futuro a proteger a los niños de abusos sexuales', señala el informe.

Las personas que se han dirigido a la oficina de Christine Bergmann para denunciar abusos sexuales cuando eran menores de edad tienen entre 17 y 79 años, con una media de unos 50 años, y en algunos casos no han sido los afectados quienes presentaron la denuncia, sino familiares.

La oficina de Bergmann cuenta con el asesoramiento de un equipo científico que dirige el profesor Jörg Fegert, catedrático y director de la Clínica Universitaria de Psiquiatría Infantil y Juvenil de Ulm.