Público
Público

Alerta en Sirte ante la falta de agua, alimentos y material médico

La Cruz Roja denuncia la situación de la ciudad libia, uno de los últimos bastiones de los gadafistas, tras los combates de los últimos días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con el paso de las horas, la situación en la ciudad libia de Sirte se complica cada vez más. Los dos días dados por los rebeldes para evacuar a la población civil no han sido suficientes. Los combates se suceden mientras el agua, los alimentos, la electricidad o incluso el material médico empiezan a escasear, según ha denunciado la Cruz Roja.

Este fin de semana, un equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pudo adentrarse en la ciudad, uno de los últimos bastiones aún controlados por las tropas de Gadafi, y visitar al hospital de Ibn Sina. Tras su repaso, alertaron de que la falta de medios materiales como combustible o oxígeno está costando vidas. Hoy, un nuevo convoy ha tenido que renunciar a entrar de nuevo después de que las tropas de los rebeldes hayan reanudado los ataques contra la localidad.   

'Los rebeldes han garantizado la seguridad de la Cruz Roja Internacional, pero tan pronto como entraron en la ciudad dieron media vuelta debido a los disparos de la milicia gadafista', ha explicado un comandante de las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT), quien ha querido precisar que 'nosotros no abrimos fuego primero. Las milicias lo hicieron', ha asegurado. Sin embargo, un equipo de la agencia Reuters testigo del incidente ha asegurado que no pudieron ver que se disparara desde la ciudad.

El CNT declaró el viernes un alto el fuego de 48 horas para permitir a los civiles abandonar la ciudad, habitada inicialmente por unas 40.000 personas, pero el equipo del CICR pudo constatar que seguía habiendo combates durante el fin de semana. Los enfrentamientos continúan y hoy los insurgentes han anunciado haber tomado el control del barrio de Abou Hadi, lugar de nacimiento de Gadafi.

Los insurgentes han anunciado haber tomado el control del barrio donde nació Gadafi 

Tras 72 horas de violentos combates que han costado numerosos muertos y heridos en las dos partes, los insurgentes han incautado una importante cantidad de armas y capturado a más de 20 defensores del régimen gadafista que, según han denunciado los rebeldes, estarían utilizando a los civiles que se han quedado atrapados en la ciudad como rehenes y escudos humanos.

El presidente del órgano político de los rebeldes ha anunciado asimismo una remodelación del comité ejecutivo que ejerce de gobierno aunque con pocos cambios significativos, según ha informado Al Yazira. En una conferencia de prensa en Bengasi, Abdeljalil pidió a los libios paciencia y reiteró su promesa de formar un gobierno transitorio tras la 'liberación del conjunto del territorio libio'.  En la nueva versión del gobierno rebelde, Jibril conserva la función de jefe del órgano revolucionario así como la cartera de Asuntos Exteriores. Por su parte, Jala Edghari, Ali Tarhouni y Mahmoud Chamam mantienen sus puestos en Defensa, Petróleo y Comunicación, respectivamente.

La OTAN, por su parte, no prevé poner fin a su operación. El secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, ha indicado que 'estamos muy cerca del final' y, por ello, cree que en la reunión de los ministros aliados de Defensa que se celebrará esta semana en Bruselas no se va a decidir abandonar la actuación de la OTAN en Libia.