Público
Público

Los aliados de Merkel arrasan en Baviera a una semana de las elecciones generales

La CSU recupera la mayoría absoluta mientras se hunden los liberales, los otros socios de la canciller. Las últimas encuestas de cara al próximo domingo muestra una reducción de la distancia que separa a los democristianos d

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Socialcristiana bávara (CSU), hermanada con la Unión Cristianodemócrata ( CDU) de la canciller Angela Merkel, se impuso por mayoría absoluta en las elecciones de Baviera, a una semana de las generales alemanas, según los primeros sondeos.

La CSU se alzó con un 49%, según las proyecciones al cierre de los locales de la televisión pública ZDF, en unas regionales que por otro lado asestaron un mazazo a los liberales, socios de gobierno de Baviera y de Merkel a escala federal, que quedaron relegados a extraparlamentarios con un 3%. El Partido Socialdemócrata (SPD) obtuvo un 20,5%, lo que representa un leve repunte en ese Land, mientras que los Verdes cedieron varios puntos y quedaron en un 8,5%, lo mismo que los llamados Freie Wähler (Electores libres), escisión de la CSU. La CSU, fuerza dominante desde hace casi 60 años en un Land en identificado con el tradicionalismo y la prosperidad económica, recupera así la mayoría absoluta, tras cuatro años de coalición con los liberales.

Pese al claro espaldarazo para el ala bávara de las filas de Merkel, estos resultados son también una señal de advertencia para la canciller, que aspira a ser reelegida el próximo domingo para un tercer mandato con los liberales como socios de gobierno. Los resultados de Baviera no son extrapolables a las generales, dadas las características sociopolíticas de ese Land, pero sí se esperaba con atención los resultados del FDP, por su posible impacto a escala federal.

Un sondeo difundido este docimngo coloca a los liberales por debajo del 5% necesario para obtener escaños también en las generales, lo que además de imposibilitar una reedición del gobierno de Merkel, pondría en peligro la supervivencia de una formación que ha estado presente en 17 de los 22 gobiernos federales de Alemania. Las encuestas muestran asimismo una reducción de la distancia que separa a la CDU/CSU de su directo perseguidor, el SPD del aspirante Peer Steinbrück, que se sitúa ahora unos 12 puntos por debajo de las filas de la canciller. Las filas de la canciller siguen perfilándose como primera fuerza, con un 38% a 40%, frente al 26% o 28% del SPD, mientras que a los Verdes y La Izquierda se les pronostica un 11% y un 8%.

Los comicios bávaros marcan la entrada en la fase álgida de la campaña de las generales tanto para Merkel y su principal rival, el socialdemócrata Steinbrück, como para las restantes formaciones. La próxima semana, tanto la canciller como el aspirante apretarán el acelerador con hasta tres mítines diarios, incluido el sábado, víspera de las elecciones, puesto que en Alemania no hay día de reflexión. Hasta ahora, la campaña había discurrido sin sobresaltos, fuera del revuelo causado por un provocador gesto de Steinbrück desde la portada de un suplemento semanal (una foto con el dedo del corazón alzado, junto a un corte de mangas).

DISPLAY CONNECTORS, SL.