Público
Público

La amenaza a Siria multiplica el rechazo al Premio Nobel de la Paz de Obama

Varias plataformas han recogido miles de firmas para que se le retire. Sin embargo, los estatutos del galardón dejan claro que su concesión es irrevocable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A medida que se acerca una posible intervención militar de EEUU en Siria, crecen las voces que piden la revocación del Premio Nobel de la Paz concedido al presidente estadounidense Barack Obama. Algo imposible ya que la Fundación Nobel recuerda de forma tajante en su web que los estatutos no lo permiten.

Sin embargo, la web activista RootsAction.org ha recogido cerca de 24.000 firmas que solicitan su anulación porque la posible intervención militar propuesta por Obama en Siria 'puede llevar a la pérdida de incluso más de las cerca de 100.000 vidas que ya se han sacrificado innecesariamente'. El texto también recuerda que durante su presidencia 'se ha ampliado el uso de aviones no tripulados y otros instrumentos para asesinar a distancia sin límite casi en cualquier lugar del mundo'.

Por otro lado, la web de peticiones Change.org lleva también 20.000 firmas en el mismo sentido. La Petición de Change.org, dirigida al presidente del Comité Nobel, considera a Obama no merecedor del premio recalcando el recorte de libertades que ha supuesto los programas de espionaje de comunicaciones o el mantenimiento de la prisión de Guantánamo, cuyo cierre anunció Obama y fue clave en el fallo del galardón.

El presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Duma rusa, Alexei Pushkov, ha considerado que 'si EEUU ataca Siria sin la aprobación de Naciones Unidas, la comunidad internacional debería demandar al Comité del Nobel que le retirase ese premio de la paz'.

Pushkov también ha afirmado que Estados Unidos no tiene derecho a hablar en nombre de la OTAN o de la comunidad internacional y ha valorado positivamente la negativa del Parlamento británico de respaldar la intervención.

Obama fue galardonado con el premio Nobel de la Paz por sus 'esfuerzos extraordinarios para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre las personas'. Él mismo admitió no tener la impresión de 'merecer estar en la compañía de tantas personalidades transformadoras que han sido homenajeadas con este premio', aunque sí lo aceptó.

Lo cierto es que parece contradictorio un Premio Nobel de la Paz dirigiendo como comandante en jefe una intervención militar, máxime siendo ésta sin el aval de la ONU, aunque no es ni mucho menos el único caso polémico.

Han sido muchas las voces que han clamado contra el Nobel de la Paz a Henry Kissinger tras confirmarse que la mano del Secretario de Estado de Nixon estaba tras el cruento derrocamiento del presidente Chileno Salvador Allende. También en esa ocasión personalidades como José Saramago, José Luis Sampedro, o José Manuel Caballero Bonald solicitaron sin éxito a la Academia Sueca la retirada del galardón.

DISPLAY CONNECTORS, SL.