Publicado: 23.07.2015 11:18 |Actualizado: 23.07.2015 11:18

Un grupo de mineros bolivianos dinamita la puerta de un ministerio en protesta por la falta de apoyo

El incidente se registró después de que el representante de los mineros del Potosí abandonara el viceministerio de Régimen Interior ante la falta de un compromiso del Gobierno para el diálogo. Morales vincula a Chile con las protestas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Integrantes del Comité Cívico de Potosí, junto con un grupo de mineros, participan en una manifestación en las cercanías a la sede del ministerio de Gobierno, en La Paz (Bolivia).- EFE

Integrantes del Comité Cívico de Potosí, junto con un grupo de mineros, participan en una manifestación en las cercanías a la sede del ministerio de Gobierno, en La Paz (Bolivia).- EFE

Un grupo de manifestantes ha dinamitado este miércoles la puerta principal del Viceministerio de Régimen Interior de Bolivia tras el fracaso del intento de diálogo entre el Gobierno y el Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) para poner fin a la huelga indefinida en la localidad de Potosí.

Los incidentes han forzado la evacuación de los ministros presentes en el edificio y se han saldado con la detención de al menos 40 personas. Asimismo, se han registrado otras explosiones en lugares como el Puente de las Américas.



Según las informaciones facilitadas por el diario boliviano La Razón, los incidentes se registraron después de que el jefe del COMCIPO, Jhonny Llally, abandonara el edificio ante la falta de un compromiso del Gobierno con todas las exigencias del organismo para el diálogo. 

El COMCIPO se ausentó el martes del diálogo convocado por los ministros de Estado, presentando nuevas condiciones al Gobierno después de que ambas partes alcanzaran un acuerdo para celebrar un encuentro durante la jornada.

El organismo modificó sus exigencias y reclamó la participación en el diálogo de todos los medios de comunicación, la participación de mediadores y la firma de los acuerdos por parte del presidente, Evo Morales.

Las condiciones iniciales eran la firma de los acuerdos por parte de Morales, la retransmisión en directo del encuentro por la cadena de televisión estatal, la no restricción de la participación de representantes del COMCIPO y el diálogo con los ministros.

La decisión del COMCIPO de negociar con los ministros supuso una modificación en su postura inicial, que era la de hablar únicamente con Morales, lo que fue descartado por el Gobierno argumentando que las acciones del organismo demuestran que se trata de una movilización de tipo político, y no social.

Morales vincula a Chile con las protestas

El propio mandatario vinculó a Chile con las protestas de los últimos días en la localidad de Potosí, afirmando que tienen como objetivo desviar la atención tras las palabras del Papa Francisco sobre la reclamación territorial boliviana.

"No sé quién estará detrás de algunos cívicos de Potosí. Puedo entender que están ahí algunos chilenos usando (las protestas) para confundir este mejor momento que está viviendo Bolivia gracias a la llegada del Papa", dijo.

Así, el presidente boliviano recalcó que el paro "está destrozando la ciudad de Potosí", acusando además a los movimientos de derecha de estar financiando las movilizaciones contra el Gobierno.

"Soy dirigente. He marchado por las reivindicaciones nacionales, pero jamás he marchado con la derecha, con neoliberales. No está confirmado, son sospechas", recalcó.