Publicado: 11.08.2014 09:16 |Actualizado: 11.08.2014 09:16

Aministía denuncia la inmunidad con la que matan los soldados de la OTAN en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denunció este lunes la casi inexistencia de procesos judiciales y búsqueda de responsabilidades en las tropas de la OTAN implicadas en la muerte de "miles" de civiles en Afganistán. En el informe de 82 páginas "Abandonados en la oscuridad: fracaso a la hora de buscar responsabilidades por las muertes de civiles en operaciones de las tropas internacionales en Afganistán", la organización analiza la inmunidad de los soldados de Estados Unidos, que son la mayoría de los desplegados en el país asiático.

"Las tropas de Estados Unidos han matado o herido a miles de afganos desde la invasión (de Afganistán en 2001), pero las víctimas o sus familias tienen muy pocas posibilidades de ser compensadas", sentenció el director de AI en Asia-Pacífico, Richard Bennett. El informe presentado hoy en Kabul analiza diez casos en profundidad en los que murieron 140 civiles -50 de ellos niños- en operaciones de las tropas estadounidenses que forman parte de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) y en "ninguno" de los casos se inició un proceso judicial contra los atacantes.

El máximo responsable de la ISAF, el general estadounidense Joseph Dunford, aseguró a Amnistía Internacional que las fuerzas internacionales toman "muy en serio toda denuncia de mala conducta", y rechazó las acusaciones de indiferencia hacia las víctimas. Una postura que confirmó a EFE un portavoz de la ISAF, Chris Belcher, que añadió que, aunque aún no había podido leer el informe, la OTAN "se toma muy en serio toda denuncia de víctimas civiles, las cuales son investigadas en profundidad".

Las tropas de la OTAN han matado a al menos 1.800 civiles desde 2009 

En septiembre de 2012, en la provincia oriental de Laghman, un grupo de mujeres recogía leña en una zona montañosa cuando un avión estadounidense lanzó dos proyectiles contra ellas, matando a siete e hiriendo a otras tantas, cuatro de ellas de gravedad. Ghulam Noor, un campesino, perdió en el ataque a su hija Bibi Halimi, de 16 años, aunque las tropas internacionales clamaron que solo habían matado a talibanes, por lo que los familiares de las víctimas, indignados, trasladaron sus cadáveres a la capital del distrito, Mihtarlam, para revelar la verdad.

"Queríamos demostrarles que sólo habían matado mujeres", explicó a Amnistía Internacional Noor, que aunque denunció lo sucedido ante la administración afgana, reconoció que no tiene "poder" para hacer nada, a lo que se une la inmunidad que posee la OTAN en Afganistán. "Investigaciones criminales formales sobre la muerte de civiles en Afganistán son extremadamente raras y Amnistía Internacional solo tiene conocimiento de seis casos desde 2009 en los que soldados estadounidenses se han enfrentado a juicios", reza el informe.

La Organización de Naciones Unidas en el país asiático (UNAMA) ha documentado detalladamente la muerte de civiles en Afganistán durante los últimos años, en los que asegura que las fuerzas internacionales han matado a al menos 1.800 civiles desde 2009. Un número de víctimas que de acuerdo con AI es mucho menor que durante los años anteriores debido, sobre todo, a que la ISAF ha ido reduciendo su presencia en suelo afgano desde entonces y relegado las acciones militares a las fuerzas armadas de Afganistán.

A pesar de la retirada de la OTAN prevista para finales de este año, Estados Unidos ha anunciado que mantendrá a unos 9.800 soldados en territorio afgano hasta finales de 2016.