Público
Público

Amnistía denuncia los abusos en la nueva Libia

Las fuerzas del CNT practican arrestos arbitrarios y torturas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización Amnistía Internacional acusó este jueves a las nuevas autoridades libias de estar repitiendo algunas de las prácticas más funestas del régimen de Muamar Gadafi, como los "arrestos arbitrarios" y las torturas a detenidos.

En un informe titulado Los abusos de detenidos manchan la nueva Libia, Amnistía asegura que las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) que tomaron Trípoli en agosto han detenido a cerca de 2.500 personas en la capital y sus alrededores. El documento considera que los maltratos de prisioneros son frecuentes y afectan especialmente a soldados gadafistas, personas leales al antiguo régimen o supuestos mercenarios subsaharianos.

"Existe el riesgo de que, sin medidas firmes, se repitan las pautas de comportamiento del pasado. El arresto arbitrario y la tortura eran marcas del régimen de Gadafi", denunció la portavoz de Amnistía para Oriente Próximo y Norte de África, Hassiba Hadj Sahraoui.

El CNT reaccionó rápidamente al informe y abogó por investigar las acusaciones. "Mustafa Abdeljalil [el presidente del Consejo] ha dicho reiteradamente que no tolerará casos de abusos a prisioneros y ha sido absolutamente claro en que este tipo de denuncias serán investigadas", aseguró a Reuters un portavoz de las nuevas autoridades.

El documento se basa en entrevistas a unos 300 apresados en 11 centros de detención en el oeste de Libia entre me-diados de agosto y septiembre.Amnistía denuncia que la mayoría de los presos son arrestados por milicias armadas que actúan por su cuenta sin ningún tipo de orden judicial. Los arrestados permanecen en antiguas prisiones o en improvisados centros de detención, como escuelas o gimnasios, que no están supervisados por el Ministerio de Justicia.

La organización encontró en uno de los centros un palo de madera y una manguera de goma que podrían emplearse para torturar a los presos. El informe recoge, además, los testimonios de dos guardias de seguridad de distintas cárceles que confiesan haber golpeado a prisioneros para conseguir que declararan. Uno de los relatos más estremecedores es el de un joven de 17 años, originario de Chad, quien asegura que acabó confesando por la ferocidad de las torturas.

El CNT se comprometió en septiembre, tras una reunión con representantes de Amnistía, a garantizar la protección legal de los detenidos. La organización Human Rights Watch ya acusó en julio a los rebeldes libios de perpetrar numerosos abusos.

Por otra parte, las fuerzas militares del CNT anunciaron el miércoles la detención de Mutasim Gadafi, uno de los hijos del dictador, en Sirte. Sin embargo, según la cadena Al Yazira,el presidente Abdeljalil desmintió el arresto.