Público
Público

Angela Merkel: "El crecimiento y los ajustes son complementarios"

Para la canciller alemana "la consolidación de los presupuestos nacionales no sólo sirve para impulsar el crecimiento sino que también impulsa la creación de empleo y la economía en su conjunto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han reafirmado hoy la estrategia abanderada por Alemania de ajuste fiscal y reformas estructurales como receta para salir de la crisis y volver al crecimiento, aunque se han comprometido a reforzar la lucha contra el paro juvenil, sin anunciar medidas nuevas.

'El crecimiento y la consolidación fiscal no son en absoluto contradictorios sino complementarios', ha dicho la canciller alemana, Angela Merkel, en rueda de prensa al termino de la primera jornada de la cumbre de primavera. 'El presidente del Banco Central Europeo (Mario Draghi) ha dicho que la consolidación de los presupuestos nacionales no sólo sirve para impulsar el crecimiento sino que también impulsa la creación de empleo y la economía en su conjunto', ha explicado Merkel. La canciller ha rechazado que la UE esté en una 'fase de negación' de la gravedad de la crisis y del paro. 'Hemos mirado a la realidad a los ojos', ha sostenido.

Van Rompuy aseguró que los resultados de los ajustes se apreciarán a finales de año...'Ha habido un amplio consenso sobre esta estrategia', ha señalado por su parte el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. 'La estabilidad financiera y la confianza de los consumidores es absolutamente clave, y por eso no asumimos riesgos con la estabilidad financiera estos días', ha justificado. A su juicio, los 'primeros resultados' de esta estrategia se podrán ver 'a finales de año', cuando la economía europea 'empezará a recuperarse'.

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ha ido más allá y ha defendido 'mantener nuestra estrategia porque ya está mostrando algunos resultados'. En este sentido, ha dicho que el euro es 'más estable', los tipos de interés de los países en crisis están bajando, y los desequilibrios se están reduciendo.

'Se ha progresado sustancialmente y se debe seguir progresando en la consecución de unos presupuestos estructuralmente equilibrados', señalan las conclusiones aprobadas por los líderes europeos. 'El Consejo Europeo señala, en particular, la necesidad de una consolidación presupuestaria diferencia y favorecedora del crecimiento', añaden.

Pese a mantener la actual política económica, los jefes de Estado admiten que es necesario adoptar 'medidas a corto plazo especialmente destinadas a fomentar el crecimiento y apoyar la creación de empleo, en particular entre los jóvenes'.

... mientras que según Durao Barroso 'ya están mostrando algunos resultados: los desequilibrios se están reduciendo' 'Necesitamos progresos más rápidos en las medidas para impulsar el crecimiento', ha señalado Barroso. 'Lo esencial es usar el dinero disponible para dar a los jóvenes la oportunidad de acceder al mercado laboral', ha incidido la canciller Merkel. 'El paro, especialmente el paro juvenil, estaba en el corazón de nuestras discusiones esta noche, más que nunca', ha asegurado el presidente del Consejo Europeo. Pero los líderes no han acordado nuevas medidas más allá del fondo contra el paro juvenil de 6.000 millones de euros -aunque sólo 3.000 millones de dinero nuevo- que se creó el pasado 8 de febrero y que sólo empezará a funcionar en 2014.

España, Italia y Francia han vuelto a ser los países que más han insistido en la necesidad de dar prioridad a las políticas de crecimiento.

La importancia de retomar la senda del crecimiento pese a las políticas de austeridad es un objetivo del que 'todos son conscientes', según ha asegurado el presidente francés, François Hollande, quién ha destacado la necesidad de aplicar con 'coherencia' los ajustes para no dañar ese crecimiento.

Hollande ha elogiado a los países más afectados por la crisis de deuda por haber aplicado 'valientemente' los recortes en sus presupuestos y ha pedido que, aunque 'les quedan esfuerzos por cumplir', no se olvide que 'el objetivo, hoy, es apoyar el crecimiento'. La necesidad de redoblar esfuerzos para combatir el paro, especialmente el que afecta a los jóvenes, es algo sobre lo que ha habido 'gran convergencia' en la discusión a 27, ha añadido.

Angela Merkel, afirmó tras la cumbre que de ninguna manera se ha indicado que los Estados no deban reducir sus déficit excesivos, pese a la complicada coyuntura en algunos países como Portugal y España. 'No tengo la sensación de que haya habido alguna señal alentadora de que no haya que reducir los déficit. Aun así, la coyuntura general influye en cómo de rápido se puede disminuirlos', admitió la canciller alemana.

'Portugal ha cumplido con las exigencias de la troika, pero necesita otra extensión de un año para rebajar su déficit', explicó Merkel

Puso como ejemplo el caso de Portugal que, dijo, ha cumplido todas las exigencias de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), pero necesita otra extensión de un año para rebajar su déficit, o el de España. 'Portugal ha cumplido todas las exigencias de la troika y aun así, también por la muy difícil situación económica de España, hay una situación en la que la reducción del déficit no ha tenido lugar con la rapidez que se preveía hace dos años', señaló Merkel.

No obstante, 'de ningún modo' ese reconocimiento significa una suavización de la postura sobre la validez de las medidas acordadas en el plano de reducción de déficit, dijo Merkel, en referencia a la política 'diferenciada' que los líderes acordaron aplicar en el marco del pacto de estabilidad y crecimiento y el pacto fiscal.

Al contrario que Portugal, España no solicitará unilateralmente flexibilizar los plazos para cumplir con los objetivos de déficit. El Gobierno español considera necesario que para seguir avanzando en la liquidez de la zona euro el Banco Central Europeo (BCE) ha de adoptar más decisiones en ese sentido. Mariano Rajoy ha recordado que la decisión al respecto debe ser adoptada en abril por parte de la Comisión Europea y que lo importante es que Bruselas considera que España ha dado sobradas muestras de los esfuerzos que está haciendo para reducirlo, y que el haberlo rebajado hasta el 6,7 en 2012 es una prueba de ello.