Público
Público

Anthony Weiner también mandó mensajes eróticos a una actriz porno

Aparecen nuevas fotografías del congresista posando con sujetador, aunque por el momento no ha presentado su dimisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La exactriz porno y stripper profesional, Ginger Lee, amenaza con poner en más aprietos al congresista Anthony Weiner, que está envuelto en un escándalo sexual en EEUU al haber enviado fotografías eróticas a una estudiante universitaria de 21 años a través de Twitter.

Lee aseguró ayer en una rueda de prensa que Weiner también le envió casi un centenar de mensajes de carácter sexual a ella través de esa red social y por email.

Las declaraciones de la actriz llegaban horas después de que algunos medios publicaran más presuntas fotografías del político posando en sujetador, con lo que las llamadas a que presente su dimisión no dejan de aumentar.

Según Lee, ambos entablaron una conversación en Twitter acerca del aborto y los derechos de las mujeres, 'pero él acabó por llevarlas al terreno sexual, a lo que yo nunca contesté', dijo. Una vez que estalló el escándalo, el congresista habría pedido a Lee que mintiera por él: 'Me pidió que mintiera [...] Pero yo sabía que no podía mentir por él, lo que pasa es que no quería ser la que le diera la patada para bajarle del autobús', dijo.

Se multiplican las peticiones de dimisión, pero el congresista resiste de momento Según la mujer, 'Anthony Weiner debería dimitir por haber mentido. Mintió a la opinión pública y a la prensa durante más de una semana y si mintió acerca de esto, no puedo tener mucha fe en él en otros asuntos'. Después de que aparecieran sus fotos en calzoncillos en Internet, Weiner aseguró que alguien había entrado en su cuenta de Twitter y se había dedicado a mandar esas imágenes personales.

La coartada no le duró mucho y pocos días después, en una rueda de prensa entre lágrimas, pidió perdón a su mujer y a la opinión pública. Eso sí, se negó a dimitir por el escándalo, lo que le ha puesto en el punto de mira tanto de los demócratas, partido al que pertenece, como de los republicanos.  

Desde la portavoz del Partido Demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, hasta el propio presidente, Barack Obama, han criticado su  actitudy han pedido su salida. 'Si fuera yo, dimitiría', dijo Obama en una entrevista concedida a la NBC. Ahora lo que falta por saber es cuánto tiempo aguantará la presión.