Público
Público

Aparece muerto un gobernador colombiano que fue secuestrado

Fue raptado en otras cinco ocasiones en su vida. Uribe había ordenado su rescate por medio del ejército

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del departamento colombiano del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, secuestrado el lunes por quinta vez en su vida, ha sido asesinado por sus captores, según han confirmado fuentes oficiales.

Hasta ahora se conocen pocos detalles sobre la muerte de Cuéllar, cuyo cadáver fue hallado en las proximidades de Florencia, la capital del Caquetá (suroeste de Colombia), donde el gobernador fue secuestrado en su domicilio por un comando de hombres armados que dieron muerte al único policía que velaba por su seguridad.

Se espera que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, dé a conocer las circunstancias de la muerte de Cuéllar, quien cumplía hoy 69 años, en un mensaje televisado a la nación en las próximas horas.

Uribe responsabilizó a las FARC del secuestro de Cuéllar

Uribe, que responsabilizó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) del secuestro de Cuéllar, había ordenado el rescate militar del gobernador y ofreció una recompensa de unos 500.000 dólares por información que permitiera dar con su paradero.

Según medios locales, el cadáver de Cuéllar presentaba impactos de arma de fuego y señales de haber sido degollado, y estaba junto a una camioneta en la que los secuestradores se lo llevaron de su casa, la cual había sido incendiada.

Otras informaciones sin confirmar oficialmente indican que los captores minaron la zona rural, conocida como Sebastopol, donde se halló el cadáver, lo que dificultó el acceso de las fuerzas de seguridad. Todavía ningún grupo ha asumido la autoría del secuestro, el primero de un político de alto nivel que se registra desde que Uribe llegó al poder en agosto de 2002.