Público
Público

Apartheid La ONU investiga las atrocidades cometidas contra la minoría musulmana en Birmania

Al menos 75.000 rohingya han escapado a Bangladesh desde el pasado mes de octubre ante la persecución del Ejército birmano, que podría ser "muy probablemente" responsable de crímenes contra la Humanidad, así como delito de genocidio.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Niños rohingya en un campo de refugiados. REUTERS/Mohammad Ponir Hossain

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha aprobado este viernes la puesta en marcha de una investigación independiente sobre la persecución y presuntas atrocidades de la que está siendo objeto la minoría musulmana de los rohingya por parte de las autoridades birmanas.

"Se decide poner en marcha, de manera urgente, una misión internacional de recogida de datos para establecer los hechos y circunstancias de las presuntas violaciones de los Derechos Humanos cometidas por las fuerzas de seguridad y el Ejército de Birmania", según el artículo 11 de la resolución adoptada por consenso en el marco de la 34 sesión del Consejo, y presentada por la Unión Europea.

La investigación tiene lugar a raíz de un reciente informe publicado por la ONU, tras entrevistas a más de 200 testigos, cuyas conclusiones apuntan que el Ejército birmano ha cometido numerosas atrocidades contra los miembros de esta minoría, que han tenido que abandonar el estado de Rajine, donde vive la mayor parte de los rohingya, para escapar a Bangladesh.

Sobre estas atrocidades, la resolución de la ONU apunta a las fuerzas de seguridad y al Ejército de Birmania como sospechosos de perpetrar "detenciones extrajudiciales, ejecuciones sumarias o arbitrarias, desapareiciones forzadas, violaciones, torturas y tratamiento inhumano, así como destrucción de la propiedad".

La resolución, sin embargo, ha sido rechazada por varios países, entre ellos China e India, que han preferido "disociarse" de esta declaración, según han informado a Reuters fuentes diplomáticas.

Según el informe de la ONU, publicado en febrero, al menos 75.000 rohingya han escapado a Bangladesh desde el pasado mes de octubre ante la persecución del Ejército birmano, que podría ser "muy probablemente" responsable de crímenes contra la Humanidad, así como delito de genocidio.

Birmania se defiende

La delegación de Birmania ha tachado de "inaceptable" la resolución del Consejo de Derechos Humanos. El Gobierno de Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz, ha creado una comisión de investigación encabezada por el vicepresidente, U Myint Swe, pero el Consejo ha decidido que las presuntas violaciones de las que la ONU ha dado cuenta requieren la implicación de la comunidad internacional ante la duda sobre la independencia de ese órgano.

No obstante, la resolución del Consejo "anima al Gobierno de Birmania" a "colaborar por completo con la misión para que le proporcione todo el material recabado en sus propias investigaciones" y le pide que "proporcione acceso sin restricciones a todas las zonas afectadas, así como a los interlocutores".