Público
Público

Los árabes celebran el 'Día de la ira'

Iraquíes y egipcios exigen más democracia, mientras los yemeníes piden la caída del régimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La plaza Tahrir de El Cairo se ha convertido en un símbolo contra la tiranía. Sin embargo, la derrota de un dictador no es suficiente. Los pueblos de Túnez, Egipto e Irak, liberados de Zin al Abidin Ben Alí, Hosni Mubarak y Sadam Husein, respectivamente, se manifestaron ayer en un nuevo Día de la ira, en sus respectivas plazas de la Liberación para exigir verdaderas instituciones democráticas. En Yemen, las protestas siguen exigiendo la caída del régimen autoritario de Alí Abdalá Saleh.

Túnez pide la dimisión del primer ministro

En Irak, la Policía cargó contra los manifestantes que tiraban piedras

Para muchos tunecinos, el primer pueblo árabe que echó a patadas a su dictador, el pasado 14 de enero, el país aún está bajo control de Ben Alí. Porque la cara visible de la recién nacida democracia es Mohamed Ghanuchi, actual primer ministro, un cargo que también ocupaba durante la dictadura. La gente solía llamarle 'Señor, sí, sí' para no fallar a las órdenes de Ben Alí. Ayer, decenas de miles de personas se manifestaron en varias partes del centro de Túnez, entre ellas la avenida Habib Burguiba y ante el Palacio de Gobierno en la vieja medina de la capital, para pedir la dimisión del Ejecutivo de transición y de Ghanuchi. El Gobierno reaccionó y anunció ayer que se celebrarán elecciones 'como máximo a mediados del próximo julio'.

Contra la herencia de Mubarak en Egipto

Los egipcios no se conforman con el exilio, en una playa de la costa del mar Rojo, de Hosni Mubarak y aspiran a un verdadero cambio de régimen. Miles de personas se concentraron ayer en la plaza Tahrir de El Cairo, desde donde los manifestantes lanzaban un mensaje centrado en reivindicar el comienzo verdadero de una nueva era. 'La banda de la injusticia y la corrupción' era el mensaje de un cartel colgado en Tahrir en el que aparecían los rostros de dirigentes antiguos y actuales, como el ex primer ministro Ahmed Nazif, el exministro de Cultura Faruk Hosni o el titular de Exteriores Ahmed Abul Gheit. 'Queremos un cambio real y un Estado moderno y libre. Se ha cambiado la cabeza del Gobierno pero este sigue la estela de Mubarak', dijo uno de los manifestantes. 'El Ejército no ha cambiado nada y no tienen un programa para Egipto', se quejó otro.

'El Ejército no ha cambiado nada', se queja un egipcio en la plaza Tahrir

Desde la caída de Sadam Husein, en abril de 2003, Irak sigue siendo un país en guerra, sin servicios básicos y acosado por los atentados de Al Qaeda. El miedo a la violencia no impidió, sin embargo, a decenas de miles de personas tomar ayer las calles de las grandes ciudades, como Bagdad, Mosul o Basora. 'Estamos aquí para pedir un cambio, para mejorar la situación del país. El sistema educativo es malo, el sistema sanitario también. No hay agua potable, no hay electricidad', dijo uno de los manifestantes. En Facebook, el grupo Revolución de la Ira Iraquí tiene como lema Cambio, Libertad y Democracia verdadera. En Bagdad, las fuerzas de seguridad bloquearon el tráfico con muros de hormigón y los manifestantes tuvieron que acudir a la plaza Tahrir andando. En la capital, los enfrentamientos con las fuerzas del orden fueron los más duros: los manifestantes, que se acercaban a la Zona Verde, donde se encuentra la sede del Gobierno y la Embajada de Estados Unidos, tiraron piedras contra los antidisturbios, que respondieron con la fuerza. Al menos nueve personas murieron.

La violencia se instala en las calles de Yemen

Yemen vivió ayer otro día de tensión entre opositores y leales al régimen de Saleh. Sólo en Saná, la capital, unas 20.000 personas se manifestaron ayer. La oposición exige desde el pasado 27 de enero la salida del presidente, en el poder desde 1978. La Policía reprimió a los manifestantes y al menos nueve personas resultaron heridas.

Posible cambio de Gobierno en Marruecos

Las protestas previstas ayer después del rezo de mediodía no se llevaron a cabo 'por la represión policial', según el movimiento islamista Justicia y Espiritualidad, informa Raúl Torres. A la una de tarde, coincidiendo con la salida de los fieles de las mezquitas, la plaza de Bab Alhad y las puertas de las templos de Rabat estaban controladas por la Policía. Hoy se celebra una reunión gubernamental, que podría suponer el cambio de ministros, según algunos medios como el independiente Lakome y otro cercano al régimen, Al Masaa. El primer ministro, Abbas El Fassi, podría caer y el nombre que suena para sustituirlo es Mustafa Terrab.